Rafael Correa niega que ataque en Tigüino fuera por rechazo a actividad petrolera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Quito, AFP

El presidente Rafael Correa descartó el sábado que el inusual ataque indígena con lanzas contra obreros en la Amazonía, que dejó dos muertos, esté relacionado con el rechazo de los nativos a la actividad petrolera en la zona.

"Su muerte no tiene que ver con la actividad petrolera", dijo el Mandatario en su programa semanal de radio y televisión, y rechazó versiones de prensa en tal sentido.

El viernes murieron dos obreros y otro resultó herido a manos de indígenas waorani que los atacaron con sus lanzas, tras la muerte de un menor de esa comunidad.

El ataque se produjo en la aldea de Tigüino, provincia de Pastaza (sureste), donde existe actividad petrolera y habitan indígenas waorani.

Correa calificó de "confuso" el caso y explicó que los obreros fallecidos, de 28 y 48 años según la fiscalía, trabajan para Ecuador Estratégico, una empresa pública, en la construcción de un sistema de agua potable para la comunidad.

El gobierno atribuyó el ataque a una familia waorani que poco antes había causado destrozos en un centro de salud de Tigüino, adonde había sido trasladado un menor de 10 años que falleció "aparentemente ahorcado" en circunstancias aún no esclarecidas.

Los familiares del niño, al ser informados de su muerte, "produjeron destrozos y se retiraron, agrediendo incluso a la doctora" del sitio, relató el ministro de Interior, José Serrano.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) declinó pronunciarse por falta de información.

Correa dijo que habrá una investigación para "esclarecer estas muertes". Además, expresó su "solidaridad" con las familias de los obreros y del niño fallecido.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)