Un policía, un civil y un sospechoso mueren en cruce de balas en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Seguridad y Justicia

La información se difundió anoche (26 de marzo de 2014). En una breve rueda de prensa el ministro del Interior, José Serrano, confirmó las muertes de Rodrigo Alquinga, sargento del Grupo de Intervención y Rescate (GIR); del civil Washington López y del sospechoso Henry S.

Ellos fallecieron la tarde de ayer en un cruce de balas registrado en la avenida Diego de Almagro y Pradera, en el norte de Quito. Serrano precisó que López, un mesero que laboraba en un restaurante del sector, salió a retirar USD 2 000 de una entidad financiera ubicada en las Naciones Unidas y Shyris.

Desde esa entidad bancaria, dos desconocidos -entre ellos Henry S.- siguieron a la víctima y lo atacaron poco antes de que llegara al restaurante.
El Secretario de Estado añadió que López recibió un disparo en una de sus piernas y falleció minutos después. Al ver el robo -dijo Serrano- el sargento del GIR trató de ayudarlo, pero también recibió un tiro.

“El comando, que brindaba seguridad a funcionarios de Petrocomercial, cruzó la calle y gritó ‘Alto Policía’, pero el delincuente se dio la vuelta y le disparó”, relató anoche Serrano. El uniformado repelió el ataque y abrió fuego con el uso progresivo de la fuerza, agregó el funcionario. La Policía maneja el robo bajo la modalidad de sacapintas como aparente móvil del hecho.

Serrano indicó que el sospechoso fallecido tenía dos detenciones anteriores por robo, en el 2011, y mencionó que pedirá al presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, una investigación para determinar por qué no fue sentenciado por esos delitos.

El funcionario también se solidarizó con los familiares de López y de Alquinga. Se conoció que el agente del GIR deja cuatro hijos en la orfandad.
“Todo nuestro respaldo a los policías que hagan uso progresivo de la fuerza en estas situaciones”, acotó.

En febrero, dos civiles fallecieron en otro asalto bajo la modalidad sacapintas en Amaguaña, en las afueras de Quito. Las víctimas, oriundas de Machachi, recibieron disparos luego de que se opusieran al asalto. José y Fernando Changoluisa (padre e hijo) llevaban USD 25 000 que habían retirado de una sucursal financiera ubicada en Sangolquí.

Ese hecho fue grabado por las cámaras de seguridad del bus donde se registró el asalto. Tres semanas después, la Policía detuvo a seis sospechosos del ataque en un fuerte operativo desplegado en varios sectores de la capital. El Gobierno incluso señaló que entre los detenidos está Meder S., quien se fugó el 15 de diciembre pasado del expenal García Moreno.

Anoche Serrano reveló que se ofrecerá una recompensa de USD 50 000 a quien dé información del otro sospechoso que perpetró el robo a López.
Las investigaciones preliminares indican que el desconocido huyó en una moto negra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)