29 de June de 2012 00:03

Paraguay acusa a Ecuador y a Venezuela de injerencia interna

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El gobierno de Rafael Correa niega haber participado en una reunión en Asunción, en la que, al parecer, Venezuela pidió a las FF.AA. paraguayas impedir que se destituyera a Fernando Lugo.

La denuncia saltó por boca del gobierno de Federico Franco, que acusó al canciller venezolano, Nicolás Maduro, de haber “instigado” a los militares paraguayos, el día de la destitución de Lugo.

Esa acusación salpicó al Régimen ecuatoriano. La razón: la ministra de Defensa guaraní, María Liz García, señaló que en esa reunión con el Alto Mando militar de Paraguay supuestamente participó un diplomático ecuatoriano.

Esa acusación desató una ola de críticas dentro de Paraguay, que acusó al Gobierno de Venezuela de “intervencionismo” en los asuntos internos de ese país.

Ante el torbellino generado por la denuncia del nuevo Régimen paraguayo, la Cancillería ecuatoriana descartó cualquier participación en ese episodio.

Lo hizo a través de un comunicado, en el que negó que el embajador en Asunción, Julio Prado, hubiera estado en “supuestas conversaciones con jefes militares paraguayos, previo el juicio al presidente constitucional del Paraguay, Fernando Lugo Méndez”.

Según la versión de García, recogida por la agencia EFE, presuntamente Maduro estuvo en esa reunión de “instigación” con el embajador Prado.

Aunque en la versión divulgada por el diario ABC Color de Paraguay, quien estuvo junto a Maduro en esa cita militar fue su “par ecuatoriano”, sin nombrar al canciller Ricardo Patiño.

De acuerdo con la ministra García, la supuesta reunión se cristalizó el viernes pasado, antes de que el Senado cesara a Lugo.

Ese día, los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericana (Unasur), entre ellos Patiño, llegaron a la capital paraguaya, con el objetivo de hacer un llamado para que se respete el orden democrático interno.

Según la ministra García, el viernes, el Canciller venezolano “arengó” a los militares a “ responder a una situación que se estaba dando en ese momento contra el presidente Lugo”, a cambio del “apoyo” internacional.

La funcionaria agregó que, durante la tarde del viernes 22, el jefe del Gabinete Militar de la Presidencia paraguaya, el general Ángel Vallovera, convocó a los comandantes de las Fuerzas Armadas. Y que fue en ese momento en que Maduro habló con ellos, en la presunta compañía de un representante diplomático del gobierno de Correa.

Para la Cancillería ecuatoriana, esa versión es “falsa”. Por ello, conminó“a los medios de comunicación y a la señora María Liz García a contrastar y verificar de manera profesional e independiente sus fuentes, dado que la información que declaran no se ajusta a la verdad de lo sucedido”.

En el mismo tono se pronunció el presidente Correa, quien consideró a la denuncia como “ridícula”. “(Eso es) ridículo, por el amor de Dios, cómo pueden ir dos cancilleres a pedir que se involucren las Fuerzas Armadas”.

Mientras que el embajador Prado, desde Asunción, confirmó a radio Armónica que el país no tendrá representación diplomática con Paraguay, hasta las elecciones generales de abril.

No obstante, la denuncia de supuesta intervención generó inquietud en la esfera diplomática, que considera indispensable que el Ecuador aclare su postura frente a la cita de Maduro con militares paraguayos. Entre otras razones, porque una posible participación ecuatoriana en esa reunión implicaría un atropello al principio de no intervención en países soberanos.

“A mí no me cabe en la cabeza algo de ese estilo. Sería una cuestión tan burda y contraria al principio de no intervención en países terceros, que tanto defienden los países seudo-revolucionarios del club de la Alba”. Ese el criterio del ex canciller Heinz Moeller, quien enfatiza que solo el pueblo paraguayo es el llamado a resolver sus asuntos internos.

Tras la denuncia de la Ministra de Defensa, la Cámara Baja paraguaya declaró persona non grata al canciller Maduro. Lo acusó de intromisión en los asuntos internos del país.


Mercosur prepara sanción

Los cancilleres del bloque del Mercado Común del Sur (Mercosur)  propusieron ayer  a sus presidentes suspender a Paraguay del bloque,  hasta las elecciones  de abril de 2013.
 
La propuesta de los cancilleres que participan en la XLIII Cumbre del Mercosur será “seguramente” aprobada por los presidentes, dijo el senador oficialista uruguayo Alberto Couriel en Mendoza, sede del encuentro.

El canciller brasileño, Antonio Patriota, confirmó que el proyecto esbozado  prevé “la suspensión de la participación de Paraguay en los órganos del Mercosur”. La razón:  “no existe plena vigencia democrática” en el país,  algo “esencial para el proceso de integración”, según el Protocolo de Ushuaia.

Patriota no quiso mencionar plazos para la suspensión, aunque el senador Couriel  reveló que será mantenida hasta que se restablezcan las condiciones democráticas en Paraguay, después de elecciones previstas para abril de 2013.

El acuerdo, detalló el parlamentario, no incluye sanciones económicas a Paraguay, opción resistida desde un inicio por Uruguay y Brasil.

El Mercosur y sus estados asociados decidieron excluir a Paraguay del encuentro en   Mendoza,  en base al Protocolo de Ushuaia,   al considerar que hubo una "ruptura al orden democrático". En Mendoza también se reunirán los presidentes del bloque de la Unasur. A esa cita asistirá el presidente Rafael Correa, junto al canciller Ricardo Patiño.    Red. Política y EFE



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)