7 de May de 2011 00:00

El niño José Steven fue velado en su casa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El departamento médico legal de la Policía Judicial del Guayas presentó la mañana de ayer el informe oficial de la autopsia realizada al cuerpo del niño José Steven Dután.

El cuerpo del menor de 11 años apareció en estado de putrefacción, la tarde del pasado miércoles en un terreno baldío de propiedad del Instituto Ecuatoriano de las Fuerzas Armadas, en la vía Terminal-Pascuales, en el noroeste de Guayaquil.Había desaparecido desde la tarde del sábado pasado, según relataron sus familiares. Estos confirmaron la identidad del menor por una cadena que este llevaba en su cuello.

Moradores hallaron el cuerpo con signos de tortura. Sus pequeños brazos estaban atados hacia atrás con una cuerda y tenía la boca cubierta con un pedazo de tela.

El informe de la autopsia determinó que la muerte se produjo por hemorragia interna. El cadáver fue hallado con 26 puñaladas en diferentes partes del cuerpo. “Cinco de las heridas, con arma filosa, comprometieron la cavidad torácica y el corazón del niño”, especificó el forense Juan Montenegro, médico legista de la Policía.

El informe también determinó que no había evidencias concretas de un presunto abuso sexual al menor.

La sospecha surgió, porque durante el levantamiento del cadáver el pequeño tenía sus pantalones abajo. “Presentaba efectivamente una dilatación del esfínter, debido al proceso de descomposición, pero no evidencias de desgarros”, aclaró ayer el médico forense .

La Unidad de Delitos Contra las Personas de la Fiscalía del Guayas inició el jueves pasado una indagación previa en torno al crimen del pequeño José Steven, quien estaba próximo a cumplir 12 años a finales de este mes.

La madre, Aideé Sanunga, presentó la denuncia por asesinato. En su declaración en la Fiscalía, la progenitora detalló que vio a su hijo por última vez antes del mediodía del sábado.

El pequeño acompañaba a su madre por las mañanas vendiendo agua embotellada en la parada de buses fuera de la Terminal Terrestre.

El velorio del menor se realizó en su vivienda, en el sector de la Isla Trinitaria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)