2 de December de 2012 00:01

Un mexicano lideró la red de tráfico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En  Ecuador se movía con la fachada de un comerciante de mariscos. Usó tres nombres:  Héctor de Jesús Ramírez,  Octavio León  y Henry Betancourt. Sus cercanos lo conocían como ‘El Charro’.

En la audiencia de sustentación y formulación de dictamen del caso por narcotráfico Resurgir -al que se lo ha vinculado- la Fiscalía lo ubica como el “financista extranjero“ de una  red de narcotráfico. Esta  intentó infiltrarse en el Gobierno y la Policía, en el  2011.

Los ecuatorianos Eduardo Cedeño y Christian Arana eran sus brazos ejecutores, según el Ministerio Público. Tenían la misión de “buscar y lograr nexos con autoridades con miras a una pretendida y futura vinculación con la organización”. Esto consta en el dictamen fiscal Nº 1107-2011.

Cedeño fue sentenciado en primera instancia a 12 años,  como autor de narcotráfico, y está preso en Esmeraldas. Arana está llamado a juicio. Según Antinarcóticos ellos eran “mandos medios”.

La cabeza principal habría sido  Héctor de Jesús Ramírez. El registro más antiguo de su llegada al país data de principios del 2011. En la tarjeta internacional de viaje de la aerolínea en la se movilizó consta que nació en  Sinaloa (México) y que salió  con destino a Ecuador el 19 de enero del año pasado.  En el casillero relacionado con el  motivo del viaje, el extranjero marcó:  negocios.

En Sinaloa nació el cartel que lleva el mismo nombre y es manejado por Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Según informes difundidos por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, esa organización criminal  tiene sus redes en
al menos 15 países de América,  y en ese mapa aparece Ecuador.

La Policía de Migración tiene copias de 13 tarjetas andinas, que Jesús Ramírez Martínez llenó  con sus ingresos y salidas de Ecuador. Se movilizaba en tres provincias: Esmeraldas, Santa Elena y Guayas. En la primera operaba la Fundación de Españoles Residentes en Esmeraldas, que según la Policía fue el centro de operaciones de la red. Ahí se encontraron  “556 000 dólares con las series seguidas”. En el acta Nº 029-  2012 de la audiencia de juzgamiento de caso, la Fiscalía afirmó que se trataba de “dineros no justificados; viajes fuera del país, México, Cancún, Colombia”.

El dinero fue descubierto en varios sitios de la casa de  Cedeño, en Esmeraldas. Ahí operaba la fundación de Españoles Residentes. Hace tres años, el inmueble también fue “la casa del movimiento País”, en esta ciudad.

El ex gobernador de Esmeraldas, Lenin Lara, dijo que fue “una más” de las que hubo y que no representaba un relación con las personas detenidas.
El mexicano llegó a ese inmueble y se reunió en varias ocasiones con Cedeño. También se vieron en un hotel del centro. Antinarcóticos siguió cada paso. El 19 de septiembre,  a las 16:00, el mexicano salió del hotel y se dirigió a   un local de telefonía.  Luego fue a una farmacia y retornó al hotel a las 17:00. Una hora con veinte minutos después, salió junto a otro hombre identificado como Carlos Muñoz, quien también fue sentenciado en el caso. Los dos se trasladaron en un vehículo Aveo  a la hacienda donde se encontraron  1,1 toneladas de droga, el 28 de septiembre del 2011.

La cocaína estaba enterrada en cajas de madera en una casa de Tachina, a tres minutos en vehículo del aeropuerto de Esmeraldas.
La Policía también  siguió al mexicano hasta la provincia de Santa Elena. Ahí, el extranjero alquiló  un inmueble. En su rótulo se leía: Pescapack México Ecuador, en referencia a un empresa exportadora de pescado.

Con el número de teléfono de ese local,  la Policía cruzó datos y se descubrió que la factura de teléfono  estaba a nombre del mexicano, pero la  empresa constaba como Andiwork.

La Fiscalía determinó que iba a servir de “fachada” para enviar droga a Europa y África. Martínez compró la empacadora en USD 100 000. Pagó con efectivo. Según los vecinos de la zona visitaba poco el lugar. Su residencia estaba en  Guayaquil.

Ahí alquiló el departamento 303 de un reconocido edificio, desde el 26 de mayo del 2011. Según la Fiscalía, cuando el inmueble fue allanado se encontraron dos hojas de itinerario de vuelo  con la ruta México-Guadalajara-Bogotá-Guayaquil, y una copia de la escritura de constitución de la empresa Andiwork.

La última vez que se  vio  al mexicano fue el 21 de septiembre, en Esmeraldas. Entonces intentó comprar un boleto en la terminal aérea para viajar a Guayaquil, con uno de sus nombres falsos. Pero el permiso migratorio estaba caducado. Subió a una camioneta y  los agentes de Inteligencia lo siguieron hasta la vía que lleva a Los Bancos. Ahí  hizo “maniobras evasivas” y se perdió su rastro. Se ha emitido una difusión roja a la Interpol para su captura.

Nexos con México

El 13 de mayo pasado dos  mexicanos  estrellaron    una avioneta en Pedernales. Se hallaron  USD 1,3 millones que supuestamente iban a servir para  el tráfico.

El 22 de junio pasado  tres mexicanos fueron detenidos en  San Vicente. Estaban en una lancha que según la Policía se usa para transportar droga.  

El 16 de mayo se halló  un laboratorio de droga a 25 kilómetros de donde se estrelló la avioneta mexicana con USD 1,3 millones. Estaba camuflado en una zona boscosa y de difícil acceso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)