7 de July de 2011 18:58

Una marcha por un ecuatoriano secuestrado en Colombia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cientos de personas, entre familiares y amigos de Orlando Ibarra, salieron a las calles de Tulcán, Carchi, para pedir por su liberación. La marcha se realiza al acercarse el año de su plagio.

Con fotografías, pancartas, banderas recorrieron cuatros kilómetros, desde Tulcán, Ecuador, e Ipiales, Colombia. Los manifestantes exigían que los captores del empresario ecuatoriano lo dejen en libertad.

Mariana Sarmiento, tía de Ibarra, exigió a los gobiernos de los dos países que se comprometan más con la seguridad ciudadana. También solicitó que en lo posible se llegue a “un acuerdo humanitario” para que su sobrino pueda retornar a su hogar.

Este 2 de agosto de este año se cumplirá un año desde que Orlando Ibarra fue secuestrado en Ipiales, Colombia. Hasta el momento no se conoce su paradero ni quienes lo plagiaron. El empresario dedicado al transporte de carga, laboraba con su compañía entre Ecuador y Colombia.

La marcha ocurre a 15 días de que un edificio del carchense, ubicado en Ipiales, sufrió un atentado con bomba. El ataque provocó daños en la infraestructura y en más de 40 casas aledañas del centro de esa ciudad.

El punto de concentración de la marcha fue la Casa de Aduanas, situada en la fronteriza localidad de Rumichaca. Ahí se dieron discursos solicitando la libertad no solo de Ibarra sino de todos los secuestrados que hay en Colombia.

Entre los manifestante estuvo Wilson Guerrón, nacido en Huaca. Él fue secuestrado en Colombia en diciembre del 2010 y rescatado luego de 41 días. “Yo viví en carne propia el secuestro. Estuve encadenado a un árbol y sufrí maltratos. Por eso pido la liberación de este buen hombre”, señaló Guerrón.   

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)