31 de marzo de 2014 00:01

'Si Labaka hubiese ingresado ahora a territorio taromenane sería acusado de etnocidio'

'Si Labaka hubiese ingresado ahora a territorio taromenane sería acusado de etnocidio'
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Dimitri Barreto. Desde Orellana

José Miguel Goldáraz es una insignia entre los capuchinos del Aguarico. En el verano de 1987 descendió en una cuerda, desde un helicóptero militar, para rescatar en la selva de Tigüino los cuerpos lanceados de Inés Arango y del monseñor Alejandro Labaka, su hermano de misión muerto.

26 años después, Goldáraz camina pausado tras desembarcar de un viaje de 10 horas en lancha por el correntoso Napo, desde Nuevo Rocafuerte. En la casa de los capuchinos en Coca recibe a este Diario. Pide humanismo para los indígenas del Yasuní.

Hay 7 indígenas presos por las muertes taromenane de hace un año. ¿Qué implica la cárcel para los waorani?
Todo el grupo está amedrentado. La cárcel, la tortura, el aislarlos, significa quitarles las ganas de mostrarse como waos. La cárcel los ha anulado, les ha quitado todo lo que a ellos les ha mantenido como hombres: dignidad, respeto. De ahora en adelante, los waorani serán muy distintos: la lanza se convertirá en discurso, ellos en una gran figura que se acomoda a toda la gente que vaya. Se acabará ese concepto de dueños de la selva. Los anula porque se han dado cuenta de que no hay nada que hacer con la prisión que ha echado sobre ellos el poder, la colonia, el Estado. Igual que Atahualpa, con los incas.

¿Qué debió hacer el Estado frente a las matanzas?
Haber investigado lo primero. El Fiscal anunció que una niña retenida contó que en un helicóptero había botado comida, enlatados y Coca-Cola en una casa taromenane, que a consecuencia de haber comido eso murieron dos. Eso dijo el Fiscal. Para mí, ahí está el comienzo del ovillo. Los taromenane hallaron que esos enlatados eran los causantes de esas dos muertes. Y esos enlatados vieron en la casa de Ompure. Entonces dijeron allá hay y fueron a vengarse. Todo lo que siguió es consecuencia de eso. Pero no se ha hecho ninguna investigación. Eso es difícil que se investigue, tal como está la postura del Gobierno.

¿A qué se refiere?
Se ha evitado que investiguen al Estado, a los funcionarios que tienen que proteger a los taromenane. El porqué es bien clarito. Quieren impedir la acusación de etnocidio. Eso se llama crimen por omisión. Igual de grave que el crimen por comisión, por el cual se investiga a los wao. Los taromenane seguían los vuelos de los helicópteros que llegaban con enlatados y sabían que los vuelos se dirigían a la petrolera. El hombre de la selva sabe de dónde viene el ruido. Y le decían a Ompure que controle.

Los wao dicen que mataron a taromenane para vengar la muerte de Ompure.
Los waorani. Bueno, después de la muerte de Ompure el Estado debió tener un diálogo franco con ellos y ofrecerles algunos presentes. Tratar de calmarles, pero no se hizo absolutamente nada. Quedaron en el más grande vacío. Entonces, ellos reaccionaron según su cultura, que es la correcta dentro de su cultura, si no hacen eso es antiético para ellos. ¿Usted cree en el racismo? Ellos son un grupo excluido. A partir de ahí todo lo demás funciona y cae naturalmente. Es el concepto tan bajo que se tiene de ellos, se los sataniza o se los usa, como a los kichwa, se los usa para hacer la ciudad del milenio, para el ITT, se los usa para que aprueben esas cosas.

Desde la matanza, ¿qué se ha podido documentar de los pueblos ocultos?
Avistamientos. La semana pasada, en el bloque 31, donde están explorando petróleo en pleno parque Yasuní, los obreros salieron despavoridos porque vieron a indígenas desnudos que caminaban por ahí. Los kichwa y otros trabajadores que estaban ahí estaban bravísimos, porque por esa presencia les quitan el trabajo y decían que iban a ir armados para matarlos y seguir trabajando. Pero la culpa es de la compañía. Por Ley, apenas se den avistamientos de pueblos ocultos deben dejar de trabajar, pero no dejan. El petróleo es la suprema actividad de todas las cosas buenas y malas.

¿La existencia de grupos no contactados en campos petroleros agrava la crisis?
Claro, esa es una de las razones de por qué los waos también van en contra de ellos y de por qué los kichwa los odian, porque no les permiten el trabajo. Y las petroleras, es decir, el Estado no quiere esa presencia. La razón grande del Estado es entrar en este 'boom' petrolero, porque está conectado con la Refinería del Pacífico. Se necesita petróleo a la fuerza y por eso se está haciendo todo para decir que no hay los tagaeris-taromenane, que no hay nada.

Hay registro de los taromenane: las dos niñas llevadas por los waorani.
Sí. En la psicología indígena de toda la Amazonía siempre se salva uno de los enemigos, uno mínimo, porque es un signo de vida y esa vida no se puede cortar definitivamente. En este caso son las dos únicas niñas que se salvaron y ahora el Estado les quita una. Es elemental que las dos niñas, si son hermanas, estén juntas. Lo que se está haciendo no tiene sentido común en la dimensión humana.

¿Cómo pacificar la zona?
Tal como está la situación no es posible, porque ellos son como culpa y remedio al mismo tiempo, juez y causa son ellos: el Gobierno. Entonces, no permiten entrar a nadie en la zona. Aún a los mismos de ellos, de su grupo de medidas cautelares o ambiente. Si monseñor Labaka hubiera ingresado ahora le hubieran acusado de etnocidio. No se puede hacer nada, a no ser que lo hagas sabiendo que te van a meter al calabozo. Si tuviera 20 años menos yo sí lo hacía. Por humanismo. Cualquier ciudadano que tenga el deseo tiene que hacerlo. Están prohibiendo el sentido común, no sé qué sentido está funcionando en todas estas cosas.

Hoja de vida

Sacerdote. José Miguel Goldáraz, padre de la misión capuchina, es español. En 1972, él y Alejandro Labaka llegaron juntos a Ecuador.

Tres libros.
En su misión en el Vicariato de Aguarico publicó al menos tres textos. Uno de ellos es 'Mushuk Pacha: hacia la tierra sin mal'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)