La Judicatura y la Corte explicaron el proyecto de Código General de Procesos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Seguridad

La Comisión de Justicia de la Asamblea mantiene reuniones de trabajo con la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y el Consejo de la Judicatura (CJ) para avanzar sobre el trámite del proyecto de Código General de Procesos.

Ayer, miércoles 19 de marzo el titular de la Judicatura, Gustavo Jalkh y su par de la Corte, Carlos Ramírez asistieron al Legislativo y explicaron que el proyecto de ley permitirá reducir los tiempos en todas las causas judiciales no penales: civiles, de inquilinato, laborales, etc.

El proyecto, que tiene cerca de 500 artículos, establece la reducción de los tiempos procesales a través de la aplicación de la oralidad en todos los casos. Además, se modificarían los procedimientos para la presentación de denuncias y de recursos judiciales, como las apelaciones.

Es decir, cuando una persona presente una querella en contra de otra, deberá adjuntar a la demanda las pruebas que justifiquen el inicio del proceso judicial.

Esto reducirá el tiempo porque se eliminaría la etapa de pruebas que actualmente puede durar más de un mes. "Antes se presentaban los juicios sin tener respaldos, como el papel aguanta todo... Ahora se deberá tener todas las pruebas para avalar las quejas y quien se defienda deberá también tener las pruebas para hacerlo", explicó Jalkh.

Según la propuesta legal, la idea es pasar de años a unos pocos meses en la resolución de las causas. Así, existirán solo dos audiencias en las que se resolverán los casos y, además, los jueces deberán pronunciarse sobre las querellas en las mismas diligencias, para evitar las demoras.

Asimismo, se impondrán nuevos requisitos para presentar las apelaciones. "Ya no será porque sí, sino que deberán estar legalmente motivadas para que sean aceptadas", explicó Mauro Andino, presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea.

Según Jalkh, el 60% de los casos que tramita la Función Judicial no son penales.

Por ello, la idea es reducir el número de trámites y procedimientos que existen actualmente, de 80 a cuatro. Así, los juicios serán ordinarios, sumarios, monitorios y ejecutivos.

Cada uno tendrá un sistema diferente de trabajo y se efectivizará a través de dos audiencias y en un plazo que bordee los 45 días, por ejemplo, para los procesos sumarios.

"Este es un cambio radical en el sistema de Justicia. Una de las deficiencias es la demora, el desentarismo extremo. Ahora, el Código busca corregir esas falencias a través del sistema oral, que está vigente desde la Constitución de 1998", señaló el Presidente de la CNJ.

Este será el tema principal para la Mesa de Justicia, pues se espera aprobar el informe para primer debate hasta mayo o junio, para que luego vaya al Pleno de la Asamblea y hasta octubre esté listo para su aprobación final y su remisión al Presidente de la República para su sanción o veto.

Para ello, se mantendrán reuniones con académicos, catedráticos, abogados y expertos en el tema, para recoger sus observaciones, socializar el proyecto de Código y recoger las inquietudes que surjan antes de aprobarlo.

Hoy, la Mesa de Justicia tiene previsto realizar otro taller con expertos de la Judicatura para seguir en este trámite.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)