31 de May de 2011 00:01

Un joven murió ayer en balacera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El sonido de una ráfaga de balas se escuchaba a 200 metros del Colegio 23 de Octubre, en la zona urbana del cantón Montecristi. Ayer, a las 14:00, cuando los últimos estudiantes y profesores del establecimiento educativo salían a sus casas, una pelea entre presuntos miembros de la autodenominada pandilla de los Latín Kings terminó en balacera.

Irvin L. (23 años), que se dedicaba a la venta de helados en los exteriores del colegio, fue interceptado por cuatro hombres. El joven intentó ocultarse detrás de la carreta donde transportaba los helados, pero los asesinos lo siguieron y con un arma de fuego le dispararon tres tiros en el pecho.

Cerca al vendedor estaba Fabricio R. Al mirar la escena él corrió por la vía que conduce a Manta; los jóvenes lo persiguieron y por la espalda le dispararon seis proyectiles, que lo tienen entre la vida y la muerte. Miembros del Cuerpo de Bomberos de Manta y la Cruz Roja de Montecristi auxiliaron a los afectados, quienes fueron conducidos hacia la sala de urgencias del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano de Manta.

A Irvin L. lo atendieron tres médicos y cuatro enfermeras. Después de 45 minutos, los galenos no pudieron controlar su cuadro y murió. Fabricio R. fue llevado a rayos X y posteriormente a la Unidad de Cuidados Intensivos y hasta el cierre de esta edición aún mantenía el pulso. En tanto, en Jaramijó ayer también fue baleado Alejandro I. El hecho sucedió al mediodía, cuando este llegó a su casa . Fue llevado al hospital de Manta y su estado es crítico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)