18 de May de 2012 00:00

Jorge Chabat : El Estado no tiene capacidad frente a las drogas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El investigador mexicano Jorge Chabat dice que mientras no se fortalezcan las instituciones y disminuya la impunidad, la salida es utilizar a las FF.AA.

El domingo se accidentó en Ecuador una avioneta mexicana que viajaba de forma ilegal con dinero también no reportado en su país. ¿Estos hechos pueden ser vinculados a la regionalización del narcotráfico?

Las bandas que distribuyen droga en México y que la distribuyen desde México hacia Estados Unidos tienen conexiones en varias partes del continente para abastecerse de la droga. Es una red que abarca a varios país y, obviamente es una red donde fluye droga en un sentido y dinero en otro. Entonces, estas bandas tienen nexos. Sobre todo el cartel de Sinaloa y el del Pacífico. No debe sorprendernos, porque finalmente es una red de contactos que permite el trasiego de droga, cocaína, desde donde se produce hasta los centros de consumo.

¿Los carteles de México están tomando fuerza? ¿Qué papel juega Ecuador?

Al ser un lugar de tránsito Ecuador, en alguna medida, lo que les interesa es tener contactos para la producción. En Ecuador se cultiva poca coca, pero no es el principal productor; desde luego es Colombia, pero es parte de una red que implica producción y distribución, porque al final las rutas son muy variadas. Algunas pasan por Ecuador y otros países de Centroamérica, hay otras que pasan por Venezuela hasta Europa. También hay algo de consumo interno, pero lo que está moviendo estos contactos es la producción y distribución de droga que pasa por varios países de América y eso implica movimiento de dinero para pagar los contactos de quienes se encargan de transportar esta droga, e incluso dinero para sobornar a quienes sea posible.

¿Así funciona en México?

En México la droga y el dinero se transportan por varias vías: camionetas, barcos. Se transporta también en contrabando hormiga, personas que utilizan su cuerpo para llevar droga. También se usan aviones comerciales, se detectan maletas con dinero porque son vías complementarias.

¿Cómo analiza lo que pasó con la avioneta?

Lo de la avioneta no me sorprende para nada. Esto refleja lo que pasa en el mundo del tráfico de drogas. Es preocupante, seguramente no es el primer caso ni el único que se va a dar. Lo que pasa es que muchos otros no se detectan. Tampoco es un dato novedoso en el sentido de que es algo que ocurre desde hace años.

Si no es de ahora, ¿quién falla al enfrentar el problema?

Todos los gobiernos de la región están enfrentando a bandas muy organizadas y poderosas. Entonces, no hay uno que sea efectivo al 100%. Y es ahí donde la droga sigue llegando y el dinero. Evidentemente, no es un país en particular, es una debilidad de todos los estados, combinada con bandas muy poderosas con la capacidad de evadir los controles de los Estados y de corromper a las autoridades en todos lados. Esto pasa en Europa, EE.UU., donde la droga también se mueve y logra evadir los controles. Esto no es algo que sea solo un problema de Ecuador.

¿Dónde radica la debilidad: leyes, planes, penas?

En la capacidad institucional. En la capacidad de ser efectivos para perseguir a este tipo de bandas, lo cual implica un problema de recursos humanos, materiales, tecnológicos, y capacidad de resistir a la corrupción. Ese es un problema endémico de la región. Es una amenaza global.

¿El combate armado, con militares, es la solución?

Se está enfrentando a un fenómeno de mercado con el aparato de la violencia legítima del Estado, con las fuerzas de seguridad e históricamente estos esfuerzos nunca ha funcionado muy bien. Digo, sí tienen cierto alcance y logran afectar el negocio, pero no han funcionado porque el tráfico y consumo de drogas continúan. El Estado nación como un todo no tiene capacidad para combatir a este fenómeno de mercado, porque simplemente lucha contra su propia sociedad, lucha contra las personas que compran droga y consumen. No se trata una autoridad delictiva que se impone a las personas, sino que ellas mismas colaboran para violar la ley.

¿Cuál es el camino para combatir al narcotráfico?

No estoy muy seguro que se pueda combatir. Tenemos que ver realmente lo que queremos evitar. Si estamos pensando en cómo eliminar el consumo, lo más adecuado es con políticas de salud, porque estar detrás de los narcotraficantes no funciona, debido a que hay un mercado. No hay manera. El consumo al 100% no se va a evitar, porque históricamente las sociedades son adictas a algo. Como no se puede frenar el consumo de licor, se tiene que ver la forma de disminuir el consumo, de amortiguarlo socialmente y de dar tratamiento. Ahora si se quiere ver la forma de ver los efectos colaterales de este negocio como la violencia y la corrupción, allí hacen falta otras medidas.

¿Cuáles?

Hay que depurar las instituciones como Policía y FF.AA., para hacerlas más resistentes a la corrupción, pero al 100% no se podrá evitar totalmente en ninguna parte del mundo, más hay grados de eficiencia del Estado y unos son más eficientes que otros.

¿Es un error sacar a FF.AA.?

Mientras no se tenga un poder judicial eficiente que realmente castigue a las personas que delinquen, los estados como México y Ecuador usarán al Ejército porque no hay de otra. Si no hacen eso el problema es peor. No hay otra opción en el corto plazo y dados los parámetros en los que se mueven los estados como son la prohibición de las drogas. Mientras eso no se modifique, el único camino es fortalecer las instituciones y mientras enfrentar a estas bandas con lo que se tiene y parte de lo que se tiene es el Ejército. La opción es fortalecer las instituciones, disminuir la impunidad. Eso a la larga implica tener policías más profesionales, eficientes y menos corrompidos, pero eso tomará algunos años.


HOJA DE VIDA
Jorge Chabat

Su experiencia.  Profesor   de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económicas.
 
Publicó  en libros y revistas como Current History, Journal of Interamerican Studies and World Affairs, Annals of the  American Academy of Political and Social Science.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)