5 de July de 2011 00:02

Gastón A. está con protección policial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A Gastón A. le parece “extraordinario” el respaldo que le expresó el presidente Rafael Correa en su último enlace sabatino.

El abogado y padre de familia, involucrado en el arrollamiento de Rolando B., la mañana del pasado miércoles en la ciudadela Los Ceibos (norte de Guayaquil), cree que el presidente Correa “se ha portado como un ser humano al lado de su pueblo”.

Gastón A. arrolló con su vehículo, un Ford Explorer blanco, a Rolando B. quien, presumiblemente, intentaba asaltar, junto con otra persona, a la esposa e hija del abogado guayaquileño. El compañero del hombre arrollado huyó, mientras este quedó tendido sin vida en la motocicleta que conducía. Los peritos de Tránsito encontraron que la motocicleta no tenía matrícula.

Según la familia de Rolando B., este se dedicaba a vender carne a domicilio desde hacía 12 años.

En su último enlace, Correa aseguró que también hubiera hecho lo mismo, y añadió que el abogado guayaquileño “deberá tener todo el respaldo del Estado”.

Correa aclaró que no estaba llamando a que se realice “justicia por mano propia”, ya que “el caso tiene que ser procesado porque hay un fallecido”.

Rolando B. dejó cuatro hijas, de entre 4 y 12 años.

El Presidente mencionó en su enlace que a Gastón A. y a su familia se les está ofreciendo resguardo policial. El jefe de la Policía de Guayaquil, Ramiro Mantilla, confirmó la tarde de ayer que el abogado guayaquileño cuenta con resguardo desde el sábado pasado. “Le estamos dando un patrullaje con una unidad de la Policía Comunitaria en su domicilio desde aproximadamente dos días. El Presidente dispuso la seguridad y se la estamos brindando”, aseveró.

Mantilla no especificó si la seguridad ciudadana se limitaba solamente al domicilio del implicado en el arrollamiento.

Entre tanto, la Fiscalía del Guayas conoció recién la tarde de ayer el expediente donde consta la denuncia de la esposa del abogado guayaquileño. Ella presentó la denuncia un día después del arrollamiento, por robo agravado y tentativa de asesinato. En el documento, detalla que esperaba junto con su hija cerca de su vivienda cuando fue interceptada por dos desconocidos en una motocicleta, aproximadamente a las 07:30 del miércoles.

El expediente, de 32 hojas, llegó a las 16:05 al despacho de la fiscal Margarita Neira, de la Unidad de Delitos Contra la Vida.

En ese expediente también se adjuntaron las evidencias de los peritos de Tránsito sobre el arrollamiento a Rolando B. Esa documentación fue inicialmente conocida por la Fiscalía de Tránsito.

Ayer, la fiscal Neira explicó que la Fiscalía de Tránsito resolvió inhibirse de conocer la causa porque no se trataría de un accidente de tránsito. “Fue consecuencia de un robo, por ello el fiscal de Tránsito resolvió no conocer el caso”.

En el expediente no consta el pasado judicial de Gastón A. La fiscal dijo que esa información, si es que la hubiere, se incluirá dentro del proceso cuando se inicie la instrucción fiscal.

Neira explicó además que Gastón A. puede acogerse al Programa de Protección a Testigos de la Fiscalía, si así lo solicita.

Gastón A. dijo en una entrevista previa con este Diario que ha recibido amenazas de parte de familiares del Rolando B.

Ayer, la familia del hombre arrollado en Los Ceibos prefirió no comentar sobre el hecho. En la vivienda del fallecido, en un sector del sur de Guayaquil, una de las hermanas argumentó que han preferido no dar más declaraciones “porque nos han tratado mal, han dicho que era delincuente”.

Carlos Montúfar, el abogado patrocinador de la familia, manifestó ayer que pidió a los tribunales penales las certificaciones que confirmen que Rolando B. no tiene antecedentes penales. “Lo que hubo fue una pelea callejera”.

Sobre el arrollamiento, Montúfar prefiere utilizar la palabra accidente. Ayer manifestó que buscará que se determine “cuál fue la causa que provocó el accidente. Si fue culposo, cuando acontece un accidente de tránsito; o doloso, cuando existe alguna intención de causar daño”.

El abogado de la familia de Rolando B. no descarta la idea de un resarcimiento económico para la familia, si durante el proceso se determina que el fallecido no estuvo involucrado en el presunto robo. “Primero queremos demostrar por qué se produjo el accidente, y segundo, que se resarza por daños y perjuicios por la muerte, porque él (Rolando B.) no tenía nada que ver con lo que se presume”.

Según Montúfar, se le está haciendo un daño a la familia cuando se presume que el fallecido era un delincuente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)