28 de July de 2010 00:00

Los familiares del azuayo quemado presentaron una denuncia en la Fiscalía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

El policía Francisco M. presentó ayer una denuncia en la Fiscalía Distrital de Azuay por la muerte de su hermano Ángel, de 41 años. Él falleció el lunes pasado luego de ser golpeado y quemado por un grupo de moradores del barrio La Unión Alta, en la parroquia cuencana de Baños.

Ellos lo acusaban de robar cilindros de gas en las viviendas, junto con otras tres personas que escaparon. Ángel era propietario de una camioneta Ford, de placas OBD-670, que también fue quemada. Según los habitantes de La Unión Alta, esta servía para trasladar las bombonas robadas.

Ayer Ana M. defendió la inocencia de su hermano. Ella contó que él era viudo y que laboraba como mecánico. Hace algunos meses cerró su taller porque el arriendo era costoso. Adquirió el vehículo con una herencia.

Ana contó que a Cuenca llegaron a vivir tras el desastre de La Josefina, en Paute, donde murieron sus padres. Fue en 1993.

El fallecido vivía con otro hermano en la parroquia urbana de Totoracocha. Ella cree que los delincuentes lo utilizaron para cometer el delito. Por eso, pidió que las autoridades investiguen el caso para que los autores de esta muerte paguen todos los daños.

Ayer, el vehículo incinerado seguía abandonado en una ladera de La Unión Alta y entre los vecinos hay total hermetismo.

Ni las autoridades de la parroquia Baños se han acercado al barrio a investigar el caso, lo confirmó el presidente de la Junta Parroquial, David Gutiérrez.

Ana dijo que tiene dos hermanos policías y que vigilarán que la investigación se cumpla. Uno vive en la Amazonía y el otro en Azogues, capital de Cañar. Este último puso la denuncia.

En la tarde de ayer estaba prevista realizar la autopsia del cuerpo de Ángel. En la mañana el cuerpo permanecía en la morgue del hospital Vicente Corral Moscoso. Tenía todo el rostro amoratado y el 80% del cuerpo con quemaduras de segundo grado, dijo el médico Fernando Figueroa.

Los funcionarios de la Fiscalía se desplazarán hoy al barrio Unión Alta para recabar información de los hechos suscitados la madrugada del lunes. Para hoy está previsto el sepelio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)