21 de May de 2012 00:09

‘Ecuador se está dando cuenta del narcotráfico, pero es tarde’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El director del Centro de estudios de América Latina, Bruce Bagley,  asegura que México tiene el control en la región Andina y  del expendio en el mercado del norte.

La avioneta accidentada en Pedernales con al menos USD 1,3 millones y una tripulación mexicana, ¿qué señales envían  al país?  
Este hecho lo que hace es revelar a los ecuatorianos lo que está sucediendo  aquí.

 ¿Y qué está sucediendo?
Los carteles  mexicanos han asumido las riendas del narcotráfico especialmente en el expendio de la cocaína. Ahora,    controlan la región andina, hacia México y el mercado norteamericano.

Pero en este momento,   ¿qué ocurre  en  el Ecuador?
Aquí hay algo muy claro: en vez de dejar que grupos intermediarios negocien (la droga), ellos (los narcotraficantes mexicanos) ya están con las manos en la masa.

¿Haciendo qué operaciones,  específicamente...?
Están comprando (droga) directamente de los traficantes y lo que sale por el Ecuador es la cocaína colombiana. Están  adquiriendo  los cargamentos ilegales a los grupos colombianos que negocian en el país, es decir,  a las Águilas Negras, a los Rastrojos y a elementos de las FARC. Están adquiriendo directamente y se lo están llevando por aquí.

¿Usted dice que las mafias hacen negocios ilícitos en el Ecuador?
Esto ocurre especialmente en Esmeraldas. Esa zona es casi la ‘ONU’(Organización de las Naciones Unidas) del crimen organizado, porque allí están grupos delictivos conformados por gente de Ucrania, Rusia, Colombia, México y otras  naciones. Ecuador ha convertido a Esmeraldas en una zona abandonada y en un lugar de carga y descarga, de  compra y venta de la droga que va hacia los mercados de Estados Unidos o  hacia Europa.

¿Lo que dice está basado en investigaciones?
Todo está basado en investigaciones, en documentos primarios del Gobierno de  Estados Unidos. Además  hay otras investigaciones de grupos de derechos humanos, porque aquí también operan mafias de trata de personas. Hay una criminalidad diversa y esos  grupos ilegales  están dispuestos a lavar dinero y a traficar drogas.

Según esas investigaciones a las que  usted hace referencia, ¿hasta qué punto el narcotráfico y el crimen organizado han contaminado ya al Ecuador?
Anteriormente, Ecuador no era un país de tránsito tan importante de las drogas. Estaba involucrado como  una  ruta para llevar insumos  y   sustancias químicas para la refinación. A veces era zona de tránsito de la pasta base por vía terrestre. Pero por las presiones de otras regiones, la frontera norte del Ecuador y toda la costa  del pacífico desde Esmeraldas hasta Guayaquil se han convertido en zona no  únicamente  de tráfico  sino de negociación ilícita.

¿Desde cuándo  Ecuador  siente ese cambio?
Ha sido una evolución en la última década, pero en los últimos tres años lo hemos visto muy claramente. Ecuador apenas se está dando cuenta y no se discute el tema. La caída de la avioneta o la investigación por narcotráfico a un coronel de la Policía indican que la corrupción del narcotráfico está penetrando la institucionalidad del país. La presencia de narcotraficantes mexicanos con millones de dólares en una maleta indica que esa zona está afectada por este negocio.

¿El Gobierno no ha reaccionado adecuadamente?
Fue un error que el país  haya aplicado una política de avestruz, es decir, de no querer ver el problema. Lo ignoraron por años,  lo dejaron incubar y luego  dejaron crecer a este monstruo que es el narcotráfico. En este momento,  Ecuador   se está dando cuenta de lo que pasa, pero ya es tarde.

¿Por qué?
Porque estos grupos criminales están instalados en Ecuador. Ya  están operando en zonas como  Esmeraldas, por ejemplo. Este país ha recibido un llamado, el Presidente está respondiendo. Ya se dan cuenta del problema, pero no va a haber una  solución de la noche a la mañana. Esta tampoco puede ser solo una salida militar, sino de desarrollo, porque esta zona siempre ha sido abandonada. Y los carteles  mexicanos están llegando a comprar droga directamente. Incluso hay grupos ecuatorianos involucrados.  

¿Usted habla de  que  mafias locales han sido  reclutadas por los carteles de México?
Estas organizaciones locales están siendo reclutadas por grupos colombianos como las Águilas Negras o por los  grupos mexicanos. Hay distintos grupos, aunque  por la costa   del pacífico el que   dominante es el cartel de Sinaloa. Pero también hay otros grupos que están involucrados, como el cartel de Tijuana y los Beltrán Leyva. Sin embargo, estos últimos están venidos a menos, porque Sinaloa busca controlar toda  esta zona, desde los Andes, Centroamérica, México, etc.

¿Estos carteles están  asentados en el Ecuador?
Los carteles mexicanos tienen representantes en este país. Ellos han eliminado a los intermediarios en la negociación de la droga.

¿En  qué se han convertido las mafias locales reclutadas por las grandes mafias?
Se han  convertido   en socios menores de los grandes grupos que tienen más dinero y experiencia. Pero también van aprendiendo. Son guardaespaldas, protectores de los cargamentos ilícitos, son informantes para que la Policía o los militares no se den cuenta de los negocios que realizan.

El Gobierno pidió a los militares que combatan al narcotráfico. ¿Es acertada esa medida oficial?
El problema es doble. Por un lado: no hay otras fuerzas capaces de enfrentar al crimen. Entonces, muchos países, incluyendo a Ecuador, necesitan a los  militares que están mejor dotados, mejor entrenados, con mejor comando y control.  Lo que se ve también es la ausencia de otras instituciones incluyendo una Policía capaz de enfrentar a estos grupos. El problema es que entre más tiempo pasan las FF.AA. en la primera trinchera, en el combate al narcotráfico, más contacto tienen con esos grupos, más riesgos de corrupción existe, más tentación hay. Entonces, eso es peligroso.

¿Peligroso, pero acertado?
Si es temporal, sí.

¿En el caso de Ecuador puede ser temporal?
No creo. No veo una Policía Nacional capaz de hacer frente a las mafias. No hay otra institución que las  Fuerzas Armadas.

Entonces, ¿Ecuador está desbordado por el problema del  narcotráfico?
En las costas desde Esmeraldas hasta Guayaquil sí está desbordado. Esa es tierra de nadie.

 ¿Qué hacer?
Tiene que haber una presencia militar, por lo menos al comienzo. Pero además debe haber presencia policial permanente. Las Cortes tienen que funcionar, tiene que sentirse a los gobiernos locales, debe haber inversión en obras de infraestructura en esos lugares, tienen que crearse puestos de empleo, incluyendo a la agricultura. Tiene que haber salud, educación, crédito hipotecario.  Entonces, es necesario reincorporar una zona abandonada. Pero eso requiere de un plan y el Plan Ecuador quedó en el papel.


HOJA DE VIDA
Bruce Bagley

Su experiencia.  Es director del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad de Miami.  Es director del Centro de Estudios de América Latina también en ese centro universitario. Fue docente de Johns Hopkins University,  en la Escuela Superior de Estudios Internacionales  de Washington.

Su punto de vista.  México controla la región Andina y el mercado norteamericano. 


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)