28 de June de 2012 00:03

Dosis de droga, tema sensible en la reforma penal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoy, a las 09:30, se abre el primer debate sobre el Código Integral Penal. La sesión 174 del Pleno durará más de un día -se ha anunciado- no solo por los 812 artículos que contiene sino porque se trata del proyecto de mayor peso que tratará el Legislativo, en lo que resta del período que acabará en julio del 2013.

Varios temas sensibles son abordados en la propuesta. Uno es la tipificación del sicariato, que para algunos legisladores como María Paula Romo (Ruptura de los 25 y ex aliada del oficialismo) da lugar al populismo penal, pues ya es sancionado bajo otra figura y no resuelve problemas.

En el articulado también se establecen dosis máximas para la tenencia de drogas, siempre que sean para el consumo. De este modo, dicen, se evita criminalizar a los adictos, diferenciándolos de los traficantes. Pero se dejan algunos cabos sueltos, que el mismo presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, reconoció ayer.

“Hace falta un eslabón” en la propuesta de Código Integral Penal, admitió. Entonces, “el gramo debería ser vendido en las boticas”, señaló el ‘Corcho’ Cordero.

Cynthia Viteri, asambleísta de Madera de Guerrero, encuentra contradicciones entre ese capítulo y las publicidades de ministerios que proclaman una lucha en contra de los expendedores de drogas en colegios, por ejemplo.

“¿Habrá sitios permitidos para el consumo y para la venta?”, cuestionó Viteri, cuyo movimiento tiene más críticas al cuerpo legal, preparado desde hace ocho meses por Justicia y que llega al Pleno una semana después de que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) colocara al país en su llamada ‘lista negra’. Esto pese a que Cordero se había comprometido a dar al menos un mes a los legisladores para revisar el informe, aprobado el 13.

Madera de Guerrero tampoco ha cambiado de idea en torno a su propuesta de endurecimiento de las penas para los delitos atroces, como violación. Y acumulación de sanciones. Pero en el Código, el tope máximo para la suma de las penas es 40 años.

Ese grupo también se opone a que se mantenga la inimputabilidad para los adolescentes, que seguirán cobijados por el Código de la Niñez y Adolescencia. El oficialismo plantea que las penas no sean de hasta cuatro años sino de hasta siete, según el delito.

Este tema también ha dado lugar a comentarios del presidente Rafael Correa, en varios enlaces sabatinos. En uno anunció un veto si sus asambleístas se ponían “hipergarantistas”. Y en otro se refirió a la necesidad de sancionar a los adolescentes, en proporción al delito que cometen.

Pero hay voces que desaprueban el proyecto. Ayer, Anunziatta Valdez, histórica defensora de los derechos de las mujeres, presentó sus críticas a la Mesa de Justicia.

Ella -que hoy hablará ante el Pleno, en comisión general- denunció que el Código Penal Integral elimina en sus resoluciones derogatorias 40, 54 y 55, la Ley contra la violencia a la mujer y la familia o Ley 103, creada en 1995. Y su reglamento. Así se acabarían las medidas de amparo, como la boleta de auxilio, que hasta ahora se otorga de manera preventiva ante el temor de la víctima de violencia doméstica.

En el proyecto, aprobado con la mayoría oficialista de Justicia, se reemplazan las medidas de amparo por las medidas cautelares, que solo se dictan cuando un hecho ha ocurrido. Y requieren de un informe acusatorio del Fiscal y los jueces a cargo.

La sesión de este jueves

El proyecto  se analizará en tres cuerpos, en varias sesiones. Así que los legisladores contarán con 15 minutos para cada uno.   

En la propuesta se penaliza la calumnia, la no afiliación al IESS y la retención ilegal de la aportación, el enriquecimiento privado no justificado. También hay infracciones contra la fauna y flora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)