21 de July de 2010 00:00

El crimen de Jéssica Núquez roza a políticos de El Oro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Reds. Machala y Judicial

La defensa de Florentino G. sostiene que la Policía actuó “con apresuramiento” al involucrarlo en la investigación por el asesinato de Jéssica Núquez.Florentino G., de 49 años, es productor bananero y un activo simpatizante de Alianza País. Participó en la campaña por la elección del actual Alcalde de El Guabo, es esposo de una de las autoridades de ese Municipio. Pero ahora su nombre consta en el expediente de la Fiscalía que investiga el crimen de Núquez, quien era esposa de otro miembro de Alianza País, Carlos Zambrano, asambleísta por El Oro .

La indagación apuntó a Florentino G. luego de las detenciones de Jonathan T., José Luis G., y Luis C., quienes ahora están recluidos en la cárcel de Machala.

Jonathan T. identificó a Florentino G. como el presunto intermediario en el pago de dinero por el asesinato de Núquez. Tras esa acusación, el empresario fue detenido en su residencia de El Guabo, al norte de Machala.

En la audiencia de formulación de cargos, el juez XI de Garantías Penales de El Oro, Benito Torres, ordenó su libertad, tras disponer una medida cautelar alternativa: prohibición para salir del país.

Núquez, de 33 años y madre de tres hijos, murió el 27 de mayo en un hecho calificado de sicariato. Recibió dos disparos a quemarropa cuando celebraba el cumpleaños de una amiga en un restaurante del centro de Machala.Jonathan T. relató en su declaración ante la fiscal de Homicidios, Silvia Zambrano: el día del crimen “José Luis G. me recogió en una moto rojo y negra; nos dirigimos por la parte de atrás del (barrio) Unioro. A las 21:30, junto con ‘Ronco’ (un cuarto implicado, buscado por la Policía) nos dirigimos al lugar de los hechos”.

Según él, su cómplice fue también Juan G. (prófugo), guardia de seguridad del restaurante donde estaba Núquez. “A la señal del guardia, que era un aplauso, ingresé y vi a la señora Núquez sentada de espaldas a la puerta principal; saqué el arma, la rastrillé y le disparé dos veces”. Su versión coincide con la proporcionada por testigos a la Fiscalía.

Jonathan T., de 25 años y de contextura gruesa, insistió en la supuesta participación del empresario bananero y salpicó a más personas. Según él, tres días después del asesinato se hizo la repartición del dinero. “El ‘Ronco’ me pagó USD 7 000 , 4 000 para mí, 2 000 dólares para ‘Pepe’ (José Luis G.)...”.

Ayer, Nelson Arguello, comandante del IV Distrito de la Policía, dio por sentado que los autores materiales del crimen son dos de los tres detenidos. “Una vez que se presentaron a la audiencia de formulación de cargos, ya con sus abogados, (los detenidos) cambiaron la versión inicial, pero tenemos la evidencia de armamentos y motos”, indicó el General.

Afuera del cuartel de Policía, unas 20 personas, vecinos y familiares de los detenidos, reclamaban con pancartas. “Es un montaje. No tienen pruebas. Ellos son inocentes”, decían. Mariana Peña, madre de José Luis G., el más joven de los inculpados, denunciaba que su hijo fue obligado a dar una declaración falsa. “Mi hijo no tuvo defensor público cuando lo llevaron a la Fiscalía”.

La sorpresiva detención de Florentino G. también fue rechazada por su familia. “Porque alguien da un nombre de una persona de bien, de inmediato allanan su hogar y lo tratan como vulgar delincuente”, se quejó su esposa. El Alcalde y dirigentes cantonales de País criticaron a la Policía.

Florentino G. deberá presentarse cada ocho días ante el Juez. Su defensa analiza demandar a la Policía. De hecho, su abogado, Manuel Zhapan, exigió que se investigue al entorno del asambleísta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)