La seguridad ciudadana, un reto para el Alcalde

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Bravo.  Redactor

Al nuevo alcalde de Quito, Mauricio Rodas, le esperan algunos asuntos pendientes en temas de seguridad.

Pese a que hasta el año pasado se redujeron en un 17% los homicidios, robos a personas, viviendas, locales comerciales y vehículos, el tráfico de drogas es una de las preocupaciones ciudadanas.

Para ello, Rodas deberá coordinar con el Ministerio del Interior para combatir la comercialización de droga en los barrios de Quito y en los establecimientos educativos.

De hecho, el informe denominado ‘Microtráfico y criminalidad en Quito’ refiere que el “consumo en la región ha generado que redes criminales dedicadas al narcomenudeo (venta de droga en barrios) operen de forma continua en los países sudamericanos”.

Hasta el 2012, Antinarcóticos de la Policía identificó al menos 76 barrios donde se venden alcaloides en pequeñas cantidades. Los más críticos son 16, que se ubican en el casco colonial.

[[OBJECT]]

Hasta el 11 de marzo pasado, los agentes policiales se incautaron de más de un millón de dosis de estupefacientes que iban  ser destinadas al consumo interno del  Ecuador.

Los trabajos de Inteligencia desplegados por la Policía Judicial, el Ministerio del Interior y la Fiscalía, junto a la colaboración del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito (MDMQ) en las tareas de seguridad, dieron resultado con la reducción de algunos delitos, señaló Lourdes Rodríguez, exdirectora de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad del MDMQ.

Pero, la exfuncionaria admite que aún quedan temas pendientes por resolver en seguridad como la profundización de acciones para fortalecer la convivencia ciudadana, cuya ruptura genera el 50% de los homicidios en la ciudad, que el año pasado llegó a 192 casos.

Para Myriam Manobanda, presidenta de la Federación de Barrios de Quito, un problema con el alcalde saliente fue la falta de diálogo. A su juicio, una muestra de aquello fue el cierre inesperado de 62 Unidades de Policía Comunitaria (UPC).

Tras esta medida, los moradores de los barrios denunciaron el aumento de venta de droga, robos a personas y asaltos. “Nadie sabía (...) Se cerraron en los barrios, porque no hubo diálogo”, manifiesta.

Por eso, la dirigente asegura que un tema pendiente de la nueva Alcaldía es fomentar  la cercanía con la gente. La Federación tiene previsto proponer una reunión tripartita entre el Municipio, el Ministerio del Interior y los dirigentes barriales para delinear estrategias conjuntas, que permitan afrontar el problema de la inseguridad.

“Así se conocerá la realidad de cada barrio”, señala.

Augusto Barrera reconoció que el cierre de las UPC fue un “error de buena fe”, porque correspondió a un nuevo modelo de gestión. Según él, esa planificación fue deficiente y se la “enmendó”. A inicios de este año se reabrieron las UPC.

Él destacó que los indicadores de seguridad “establecieron que hubo mejoras importantes” en la capital.

Digna Barcia, dirigente del barrio San Juan (centro de Quito), también hace observaciones sobre el tema. Para ella, se deben mejorar las instalaciones de alarmas comunitarias en los barrios y de los botones de seguridad, porque hay sectores de su barrio a los que no llega la señal celular.

La mujer sugiere que se deberían  homologar los equipos que ofrece el Ministerio del Interior (botones de pánico) con los del Municipio (alarmas comunitarias), para garantizar la protección de los quiteños.

Christian Saavedra, analista de tecnología de la Empresa Metropolitana de Seguridad, afirma que en la capital se han instalado más de 5 000 alarmas (cada una beneficia a 24 familias). Se analiza -explica el técnico- implementar una integración tecnológica. Es decir, que los sistemas se registren en una sola plataforma y no choquen. Este es un proyecto cuya continuidad -añade- dependerá de la próxima Alcaldía.

Se espera que las nuevas autoridades se encarguen de esto.

En contexto
El nuevo Alcalde de la capital se posesiona hoy. Uno de los logros del Ministerio del Interior junto al Municipio de Quito fue la reducción del 17% en los seis delitos de mayor connotación en el 2013. Pero, todavía quedan asuntos pendientes de resolver en seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)