27 de September de 2012 00:02

Caso Serrano: fiscal no habla de riña

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tras la reconstrucción de los hechos de la muerte de Juan Serrano, de 36 años, realizada la noche del martes, se registró un nuevo dato. Según el fiscal de Azuay, Lizardo Martínez, en la fiesta donde ocurrió su deceso no hubo riña, sino que se trató de una acción planificada.

Martínez argumentó que hay múltiples elementos de convicción recogidos durante la indagación previa a la audiencia de formulación de cargos y, en estos 30 días de instrucción fiscal, que confirmarían su argumento.

“Existen múltiples contradicciones entre los cinco imputados”, dijo. Para él, “ hubo una acción debidamente planificada, que se inició con el robo de los cuchillos durante la fiesta y que terminó con el asesinato de Juan Antonio Serrano”, hermano del Ministro del Interior, José Serrano.

Hasta anteayer, las autoridades judiciales y de la Policía hablaron de que hubo una riña la madrugada del 2 de este mes. Serrano participaba en la fiesta de cumpleaños de un primo materno, que se inició la víspera. La celebración fue en una casa ubicada en la Calle Larga y Santa Teresita, en el Centro Histórico de Cuenca.

También fueron invitados dos (hermanos) de los cinco detenidos. Ellos llevaron a la fiesta a tres amigos, quienes también están detenidos. Según la versión de los investigados, cerca de la 01:00 del 2 de este mes se registró una riña y allí fue herido Serrano. Él recibió una puñalada en el cuello.

Las familias de los detenidos guardaron silencio ayer ante las afirmaciones de Martínez, que las realizó en la Fiscalía de Azuay.

Pero mantienen el argumento de que se trató de una riña. Una madre de familia dijo que los abogados están preparando más pruebas sobre los hechos.

Ayer los familiares, que el pasado viernes iniciaron una vigilia para impedir el traslado de los jóvenes a otras cárceles, abandonaron los exteriores del centro penitenciario de Cuenca.

El gobernador del Azuay, Humberto Cordero, aclaró que esa decisión llegó del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, pero que no se cumplió por falta de garantías de seguridad.

Según Martínez, la Fiscalía ha actuado objetivamente durante las investigaciones. El próximo martes se cumplen los 30 días que el juez dio como plazo para que se realicen las investigaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)