2 de September de 2012 00:01

Calma en el ex Penal tras despido masivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El horario de visitas en el ex Penal García Moreno (centro de Quito) se cumplió ayer con normalidad. Alrededor de las 12:00, decenas de familiares, cuatro miembros de la Policía y dos guardias, reemplazaron así a la treintena de militares que ocuparon este centro penitenciario la mañana del pasado viernes.

En la puerta principal hacia los pabellones, al interior del ex Penal, solo se observaba los correteos de los familiares, quienes buscaban ser marcados con sellos indelebles para ingresar la comida para sus familiares.

En el exterior, dos uniformados se encargaban del papeleo respectivo. Una nueva persona privada de su libertad hacía su ingreso.“Nosotros acabamos de llegar con el detenido y todo está normal”, señaló uno de ellos.

Los vendedores informales olvidaron lo sucedido. Los que usualmente ocupan un costado de la calle Rocafuerte y que incluso encargan las pertenencias de valor a las visitas (no es permitido ingresar con teléfonos celulares al interior de los pabellones), pasaban las horas sin ningún inconveniente. Los familiares, a la espera de que el primer grupo que ingresó termine su turno de 11:00 a 13:00, descansaban sobre el muro.

El Ministerio de Justicia informó el viernes, mediante un comunicado de prensa, que cerca de 361 funcionarios públicos fueron separados de esta entidad. Aquel número incluía a un grupo de guías que venían desempeñando sus labores en el ex Penal capitalino. Ni el viernes ni ayer se explicó sobre los que dejaron de trabajar aquí.

Uno de los dos uniformados apostados en la puerta principal, quien es el primero de los tres filtros que registran la identificación de los visitantes, explicó que el refuerzo militar solo fue por ese día, para “las notificaciones”. El guardia agregó que los miembros de la fuerza pública solo “vinieron para dar el aviso a los nuevos guías que ingresaron ese día y nada más”.

El pasado viernes se integró un grupo de 337 guías carcelarios. Su graduación se efectuó el 17 de agosto, en la Escuela Politécnica del Ejército. Con esta incorporación existen 552 nuevos guías en todo el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)