15 de November de 2012 00:03

El cadáver de un ecuatoriano llegó ayer desde EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A las 03:00 de ayer arribó al barrio El Cisne, en Azogues, el cuerpo del emigrante Luis Antonio Guamán, de 24 años. Él murió en un accidente laboral el domingo pasado en Nueva York. Su familia costeó los gastos de la repatriación.

A su madre, Martha Asitimbay, de 49 años, le contaron que su hijo cayó de 40 metros el domingo pasado cuando arreglaba el techo de un edificio que fue dañado por el huracán Sandy. Guamán emigró a EE.UU. hace seis años y laboraba en la construcción.

El féretro de tonalidad gris llegó cubierto con una bandera azul y blanca con la frase Ecuador Sumay Llacta (Ecuador tierra linda). Ese es el nombre del grupo de danza folclórica que Guamán creó hace 10 años en Azogues con su amigo Henry Avilés.

Ecuador Sumay Llacta estaba integrado por 20 azogueños, que emigraron casi al mismo tiempo. Tras conocer la muerte, sus amigos y familiares elaboraron dos carteles grandes con fotografías del grupo y frases de agradecimiento a ‘Tomasito’. Ese nombre lo acuñó desde niño, contó su hermana Mayra.

Su novia Lidia Gualán le había escrito I’ll always love. You in my heart (Siempre te voy a amar. Usted es mi corazón). Esos carteles también llegaron ayer y se exhibían junto a los grandes ramos de flores blancas que estaban junto al féretro.

Asitimbay está afligida. Ella contó que cada mes su hijo le enviaba dinero para sus necesidades. “Él emigró para mantenernos (madre y dos hermanas) porque mi padre falleció cuando éramos niños, dijo Mayra.

La vivienda donde es velado pertenece a su hermana mayor, Alicia Guamán, de 31 años. Está ubicada en una zona donde predominan los cultivos.

Tres días antes del accidente fue el último día que ‘Tomasito’ llamó a su familia. En la conversación, que duró una hora, recordó algunas locuras y travesuras, contó su hermana Mayra. “Era muy alegre y dinámico”.

Con el grupo Ecuador Sumay Llacta participó en concursos de baile, tenían contratos o cuando se les ocurría danzaban en una esquina estratégica, por hacerse conocer. Una de las frases que sobresalía entre los carteles era “Gracias por ser embajador de nuestra cultura en EE.UU.”.

‘Tomasito’ vivía con su tío Manuel Guamán, quien llegó de vacaciones a su natal Azogues el mes anterior. A su retorno, Asitimbay envió a su hijo cuy, pollo, queso, medio galón de poroto y dos camisetas del Emelec, el equipo de su preferencia. “Estuvo contento”, evocó Asitimbay.

Manuel Guamán realizó los trámites legales para la repatriación, al igual que la compañía para la cual laboraba. Ayer, Asitimbay no conocía el costo de este proceso ni si la empresa cubrió esos gastos.

El sepelio está previsto para mañana en el Cementerio Municipal de Azogues, ubicado a cinco minutos del barrio El Cisne.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)