19 de June de 2012 00:03

Balacera en centro comercial segó una vida

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

‘La gente comenzó a gritar. Los niños lloraban. Desde el patio de comidas, hombres y mujeres bajaban de forma desesperada hasta la planta baja, para intentar escapar”. El relato es de un hombre, testigo de la balacera de ayer en un centro comercial del sur de Quito. “Iba a hacer un trámite, escuché una ráfaga y las puertas de los locales se cerraron. Me arrojé al piso. Sigo asustado”, decía cerca de las 19:00, tras salir a la avenida colindante con la instalación donde ayer se perpetró un asalto.

La Policía informó que a las 18:07 se produjo una balacera dentro del lugar, durante el atraco a guardias que transportaban valores desde un banco hasta un vehículo blindado. Según fuentes del Departamento de Seguridad del centro comercial, minutos antes se había detectado a siete personas en actitud sospechosa en el pasillo, afuera del banco. Cuando el supervisor iba a abordar a los desconocidos, dijo la fuente, salió el personal de la empresa de transporte de valores y se desató una balacera con el robo de aproximadamente USD 80 000.

Los armados salieron en medio de un tiroteo. “La balacera continuó hasta el subsuelo del edificio, donde las puertas de vidrio para acceder al parqueadero fueron destruidas”, dijo otro testigo.

En ese lugar hubo clientes alcanzados por balas. El violento incidente dejó un fallecido y dejó heridas a seis personas. Cerca de las 22:00 murió un hombre que había sido trasladado a un hospital privado; allí se confirmó que la víctima tenía un impacto de bala en el tórax, que resultó letal.

[[OBJECT]]

Los otros afectados fueron trasladados a un hospital público y a una clínica privada. En el primero, una mujer permanecía en una camilla y recordaba que al escuchar la balacera se arrojó al piso. “Sentí como un golpe fuerte, después, algo caliente cubrió mi pierna”: estaba herida. Tres proyectiles impactaron
el pie, la pierna y el muslo. “Yo solo iba a realizar unas gestiones. No creí que iba a pasar una cosa de estas”.

Junto a ella estaba otra mujer con dos balas, en pierna y glúteo.

El médico que en emergencias las atendió daba un pronóstico favorable: “Están bien, pero necesitan mantenerse en observación”.

Las dos fueron llevadas por el pasillo al servicio de radiografía. Afuera, los paramédicos ya alertaban que las mujeres “están bien”.

Las sirenas de las ambulancias aún sonaban y en otra casa de salud el trabajo mutó. A las 19:30 entraron cuatro heridos. El médico decía que “todos se mantenían estables”. Eran tres hombres y una mujer. No hubo mayores detalles.

[[OBJECT]]

El familiar de uno de ellos pidió que así fuera. “Es por cuestión de seguridad. Por favor, no vayan a publicar los nombres”, enfatizó.

Lo que trascendió es que los cuatro llegaron a emergencias con heridas de bala. Los especialistas sometieron a los pacientes a exámenes de traumatología, cardiotorácica y a emergencias.


Cerca de las 19:30, las puertas de ingreso y salida al centro comercial estaban cerradas y decenas de curiosos se agolpaban en las afueras para observar lo ocurrido. Adentro de la instalación, la Policía levantaba evidencias: sobre la baldosa había una tarjeta de crédito, una sandalia de mujer, huellas de sangre. Criminalística analizaba las balas impregnadas en las paredes de los pasillos. Al parecer, dijeron agentes, los armados habrían utilizado subametralladoras Mini Uzi.

Según el capitán de Policía Carlos Mora en las afueras del centro comercial hallaron otro pedazo de bala. La Policía sospecha que en ese lugar también se registró otra balacera.

Este Diario conoció que, tras una persecución, ocho personas fueron detenidas en la avenida Maldonado, a la altura de Guamaní, sur de Quito. Iban en al menos un vehículo: fue decomisada una camioneta Chevrolet PDU-163, dijo la Policía. Los trasladaron al cuartel de Quitumbe, para iniciar las indagaciones.

Las personas que presenciaron el incidente estaban asustadas; en el centro comercial había niños y adultos mayores. Una mujer comentaba que luego de escuchar las ráfagas la gente corrió de forma atropellada, sin importar la edad de quienes estaban en los pasillos, ni personas que tenían bebés en brazos.

A su lado, un hombre sacó su teléfono celular y mostró las fotografías que había captado. En ellas se divisaba a un hombre vestido con pantalón jean, sobre el piso, junto a un guardia de seguridad que se toma del hombro y una mujer que lo atiende. Los dos no se movían, al pie de las escaleras eléctricas.

En otra imagen, dos mujeres aparecían tendidas sobre el piso, junto a dos paramédicos, agentes de seguridad del centro comercial y a clientes del centro.

Otras irrupciones de personas armadas en  las inmediaciones de concurridos centros comerciales de la capital

16 marzo 2008
Una joyería fue robada. Cerca del mediodía de aquel domingo, personas  con fusiles de asalto irrumpieron en los pasillos de un centro comercial del norte de Quito y amedrentaron a los clientes.  

25 febrero 2011
El ataque a Luis Bolaños. Pasadas las 13:00, armados ingresaron hasta el aparcamiento de un centro comercial del norte de Quito y dispararon  al futbolista a 50 metros de un retén policial. Él se recuperó.

25  junio 2011
Un fallido asalto en la Villa Flora. Pasadas las 17:00, 12 armados bajaron de un furgón e intentaron robar  a un blindado en un centro comercial.  En el cruce de balas con guardias falleció un sospechoso.

25  julio 2011
Un guardia falleció. Pasadas las 17:00,   desconocidos dispararon a los custodios que llevaban valores de un banco, en el acceso peatonal  a un centro comercial del sur.  El gendarme Hernando A. murió.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)