10 de January de 2011 00:00

Ayer no hubo desalojos, pero sí tensión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A diferencia de la víspera, en que se produjo la demolición de varias viviendas, ayer en la precooperativa Elvira Leonor, sector Monte Sinaí, no hubo desalojo, aunque el ambiente fue igual de tenso.Si bien miembros de la Policía y de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) no ejecutaron ningún desalojo, realizaron constantes patrullajes generando preocupación en quienes se mantienen firmes en sus endebles viviendas.

Hacia el acceso a esa zona del noroeste de la ciudad, dos patrullas de las FF.AA. y la Comisión de Tránsito del Guayas (CTG) mantienen los operativos para impedir el ingreso de materiales de construcción y enseres de casa.

Por ello, familiares de Carmen Ilvis realizan la reparación de su casa con material del mismo desalojo. Indignada, muestra documentos que certifican que pagó USD 23 000 por seis solares para igual número de familiares.

“Por aquí somos unas 500 familias que obtuvimos estos terrenos al señor Marco Solís. Nosotros mismos hemos hecho estas calles. Ninguna autoridad nos ha hecho obra”, agrega la afectada, quien asegura tener los terrenos hace año y medio.

Su hermano Miguel Ángel también muestra documentos entregados por Solís. Es la escritura de compra de esas tierras, a Joffre Sarmiento, en USD 199 294. “Nosotros compramos los terrenos porque vimos los papeles, había documentos al día con el Municipio, incluso de la Notaría Cuadragésima del doctor Godofredo Tandazo. De aquí nos sacarán muertos al menos que nos devuelvan nuestro dinero”.

Al frente de la casa de los Ilvis está un solar cerrado con planchas de zinc. Miguel Ángel cuenta que allí se realizó hace unos cuatro meses un rodeo montubio. “El Gobernador vino aquí y dijo que esta zona era la Capital Montubia del Guayas, pero ahora nos confunde a los dueños de los solares con los invasores y nos quiere desalojar”.

Es mediodía y el sol pega intensamente. El polvo se levanta con el constante pasar de los vehículos, en su mayoría patrulleros.

A 50 metros del sitio destaca por lo alto una bandera del Ecuador. Un militar levanta una aguja de seguridad para permitir el acceso de un camión de uniformados. Allí está levantado un campamento de militares que cumplen la disposición del presidente Rafael Correa de proteger las 9 300 ha declaradas como zona de seguridad por el canal de trasvase.

Once carpas de campaña están levantadas. El sitio, donde se ve maquinaria pesada para los desalojos, alberga a unos 200 militares de manera permanente.

Desde el pasado miércoles 5 de enero, en que comenzaron los operativos coordinados por el gobernador Roberto Cuero, a más de desalojar a personas que han invadido terrenos, se han cerrado varios locales de venta de materiales de construcción.

En este tema, el Régimen se manejará sobre tres líneas de acción. La primera son los lugares ya consolidados donde, en coordinación con el Municipio, se hará un proceso de legalización. El segundo son los grupos no consolidados, que incluyen las 9 300 ha de la zona de seguridad y que serán reubicados en zonas densificadas; y, la tercera, el desalojo de las invasiones recientes tras la presencia de Correa en esos sectores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)