9 de December de 2010 00:00

Accidente fatal causó reclamo de moradores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Alas 16:00 de ayer Giovanny Jama, de 37 años, encontró unas medias y un vestido blanco con bordados dorados, con el que su hija se disfrazó de ángel el año pasado. A esa hora, Noelia, de 3 años, yacía en un ataúd blanco en la sala de su vivienda en la cooperativa Balerio Estacio, en el noreste.

A las 07:30 la niña fue arrollada por un bus de la línea 21 en la coop. Nueva Prosperina. El hecho fue a dos cuadras de la casa de su abuela paterna, Petra B., donde vivía de lunes a viernes con su hermana Ana (5). La estación de buses está a una cuadra.

En la mañana, Petra salió con sus dos nietas para dejarlas en sus centros de estudios. Cuando estaba en frente de la escuela de Ana, intentaron cruzar una pequeña calle polvorienta, y allí fueron golpeadas por el bus. Ana saltó hacia un lado y su abuelita cayó sobre ella, pero Noelia fue atropellada.

Petra tiene su pierna izquierda hinchada y con hematomas. Explica que le hizo señas al conductor para que las viera y supone que estaba descuidado. El vehículo siguió la marcha y mató a Noelia con la llanta delantera.

Cientos de moradores de la zona salieron enfurecidos y apedrearon el automotor. Mientras otros compañeros presionaron al conductor para que huyera del lugar, antes que la muchedumbre lo agrediera.

La Policía llegó a intentar tranquilizar los ánimos de los enardecidos vecinos. Esto mientras el cuerpo de la niña quedó en el suelo. A las 11:00 recién se hizo el levantamiento del cadáver. Los buses de la línea 21 luego del incidente dejaron de circular en el sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)