25 de April de 2011 00:00

968 emergencias en tres días de feriado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A las 10:15 de ayer, los familiares de Pablo Peñafiel llegaron a la Morgue de la Policía (norte de Guayaquil). Con la cédula del fallecido y una copia de la denuncia, cumplían con los trámites para retirar el cuerpo del hombre de 36 años.

Un impacto de bala le quitó la vida al padre de cinco niños. Murió en el Hospital Universitario, noroeste de la urbe, horas después de recibir el disparo en el lado izquierdo del pecho.

El incidente se dio durante la madrugada de ayer, mientras esperaba un bus en el Bloque 3 de Bastión Popular. “Por ahí los policías solo se aparecen cuando ya hay un muerto”, dijo Mercedes Ponce, tía del difunto.

Esta fue una de las tres muertes violentas que dejó el feriado de Semana Santa en Guayaquil. Según datos del Comando Provincial de Policía del Guayas, durante los tres días pasados realizaron 14 levantamientos de cadáveres en la urbe.

Según estadísticas del Comando de Policía del Guayas, durante el feriado se detuvo a un total de 187 personas de las cuales 116 fue por alterar el orden público. Además se decomisaron 15 armas de fuego y 25 cartuchos de bala.

A escala nacional, la Cruz Roja reportó que hasta la tarde de ayer se atendieron 25 casos de violencia civil. Allí constan asaltos y robos. Reportó además tres muertes en Tungurahua, Bolívar y Azuay. Y 968 emergencias

En los balnearios de Guayaquil también hubo muertes durante el feriado. Ayer, enterraron en la urbe porteña el cuerpo de Andrés Vera. El joven de 24 años falleció por ahogamiento, mientras se bañaba en el río Platanales, ubicado en el norte de Manabí. Otro caso parecido fue el de Emily B. El viernes, la niña de 9 años fue arrastrada por el oleaje del mar de Data, en el cantón Playas (Guayas).

Durante la mañana de ayer, en la Fiscalía de la Policía Judicial (PJ), se registraron cinco denuncias por asaltos a mano armada.

En una de estas se explicaba el asalto en una parada del sistema Metrobastión, que recorre la urbe de este a oeste. La cajera María Cuzco fue amenazada por un antisocial a las 08:20. Apuntándole con un revólver la obligó a entregarle el dinero de la caja registradora (USD 75) y su celular de la marca Sony Ericsson.

La noche del Viernes Santo, en Miraflores, norte de Guayaquil, tres hombres armados asaltaron a los clientes del cangrejal Pata Gorda. Luego de quitarles celulares, dinero y otras pertenencias, los delincuentes se escaparon en un auto blanco Hyundai, que no tenía placas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)