El 50% de accidentes es por impericia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo y Sara Ortiz

La impericia fue la primera causa de los accidentes de tránsito registrados en los primeros 10 meses del 2013 a escala nacional. Se reportaron 24 759 hechos y el 50% se dio por este factor, según las estadísticas de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Analistas de accidentes de tránsito, dirigentes del transporte y conductores coinciden en que hace falta mejorar la formación de los conductores en las cerca de 200 escuelas que hay en el país.

El artículo 26 del Reglamento de las Escuelas de Capacitación para choferes no profesionales señala que la duración de los cursos es de 33 horas. De estas, 10 corresponden a instrucción teórica con sistemas audiovisuales, 15 de capacitación práctica de manejo, cinco de mecánica básica, dos de psicología aplicada a la conducción y una de primeros auxilios.

"La aprobación del ciclo de estudios dará derecho al respectivo título de conductor no profesional, previo al examen de graduación determinado en este reglamento", señala.

Como parte de esa capacitación que exige la ley, dos alumnos de una escuela de conducción, ubicada en el sur de Quito, se preparaban la mañana de ayer. Junto a una pista de manejo, los instructores les entregaron un pequeño folleto para las clases sobre el respeto a las señales de tránsito.

Les explicaban que no deben girar en U y que deben reducir la velocidad del automotor frente a las puertas de escuelas para evitar accidentes. Los profesores decían que estas son impericias e imprudencias que cometen los choferes cuando manejan y luego hay percances o atropellamientos.

En medio de la clase y mientras revisaba su cuaderno, uno de los alumnos, Roberto Jiménez, de 18 años, aseguró que le gusta manejar despacio para controlar el vehículo y evitar choques o volcamientos.

Juan Aski, de 20 años, reconoció que preferiría recibir más tiempo de clases prácticas. "Me gusta manejar, cuando estoy en el volante siento que aprendo más en vez de las materias teóricas".

Para el ingeniero César Arias, consultor particular en planificación del transporte y movilidad, el tiempo de formación de quienes aprenden a manejar autos y no son profesionales es muy corto. A su juicio, en el Reglamento de las Escuelas de Capacitación se debería incrementar el tiempo de formación de los conductores no profesionales y así evitar accidentes.

El experto sostiene que otra muestra de la impericia de la gente cuando maneja vehículos es el exceso de velocidad. Precisamente, un vehículo colisionó la mañana de ayer en el sector de La Granja, norte de Quito. El automotor rompió un muro y cayó en un terreno. Los agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito de la Policía (SIAT) investigan si hubo irrespeto de las señales de tránsito o demasiada rapidez en el manejo.

¿Qué dicen los directores de las escuelas de formación frente a las observaciones? El gerente de una academia que funciona en el sur de Quito y en Santo Domingo admite que las horas de formación de los alumnos no son suficientes. Por eso, en su escuela les sugiere a los alumnos que tomen 12 horas adicionales a lo que pide la ley (32) como curso de perfeccionamiento.

"Son prácticas personalizadas y con un tutor. Les hacemos conducir todo tipo de automotores para que los estudiantes ganen confianza", manifestó.

Fabricio Vivanco, secretario del Sindicato de Choferes de Pichincha, también cuestiona la preparación de los conductores particulares. Pero destaca que la formación de los choferes profesionales sí es de calidad. "Ellos deben pasar 480 horas de capacitación", precisa el dirigente. Además, deben aprobar exámenes sobre informática, Ley de Tránsito, educación vial, mecánica básica, etc.

Gorky Obando, gerente del Automóvil Club del Ecuador (Aneta), recomienda que la ANT debería hacer auditorías permanentes en las academias para revisar si se sujetan a los parámetros que exige la ley: cumplir con la carga horaria de materias, el número de profesores, que se lleven de forma adecuada los registros de calificaciones y asistencias.

Con esto -dice el directivo- la enseñanza de la conducción dejará de ser un negocio.

En contexto.

La Agencia Nacional de Tránsito refiere que los percances registrados desde enero hasta noviembre del 2013 ya superaron a los del mismo período del 2012. La cifra subió de 23 890 a 24 759. El año anterior hubo 2 025 personas fallecidas en accidentes de tránsito.

Los errores

  • Curvar en alta velocidad.  Ingresar a una curva en alta velocidad superando la permitida (esta depende de la topografía del terreno). El auto puede volcarse.
  • Uso del celular.  El conductor habla por teléfono y se descuida del entorno en el que se moviliza. Lo mismo pasa si una mujer aprovecha para maquillarse.
  • Bajo la lluvia.  Cuando se conduce el auto en alta velocidad, el chofer pierde el control del vehículo por el asfalto mojado y termina en accidente.
  • En moto.  Si el motociclista maneja bajo la lluvia y se detiene de forma intempestiva con el freno delantero. Así se golpea de frente contra la calzada o salir despedido.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)