20 de July de 2011 00:02

12 agentes del ex GAO fueron sentenciados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

El juzgamiento duró 44 días y la tarde de ayer el IV Tribunal Penal de Pichincha dictó sentencia en contra de 12 policías del desaparecido Grupo de Apoyo Operacional (GAO). A ellos se los acusa de supuesta tortura y detención ilegal de 4 personas en septiembre del 2009. En ese grupo estaban tres jóvenes y su padrastro Hernán C., de quien se dice continúa desaparecido hasta ahora.

Los tres jóvenes dijeron que los gendarmes los detuvieron en el norte de Quito, luego de visitar a un familiar en la cárcel de El Inca.

Según el relato de uno de ellos, los policías los llevaron a la denominada Casa de la Seguridad del GAO, en donde -asegura- escuchó que a su padrastro Hernán C. le hicieron el ‘submarino’. “Para hacer eso se necesitan unas siete personas. Lo acuestan a uno en el piso, una persona le tiene los pies, otra le pone una silla en el pecho y otra le pone su pie en la garganta para que uno no agache la cabeza. Luego le ponen un trapo mojado en la boca y le echan agua por la nariz para que se ahogue”.

Testimonios como este se escucharon en toda la audiencia. A la diligencia, que comenzó el 6 de junio, comparecieron más de 75 testigos. Las dos partes presentaron las pruebas documentales y periciales para reforzar sus posiciones jurídicas. Pero ayer, el Tribunal Penal sentenció a los 12 agentes y en los próximos días se conocerá cuántos años de detención deberá pagar cada uno.

Durante la diligencia, el jefe del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), coronel Lenin Bolaños, dejó sin piso la versión de los agentes del ex GAO, quienes aseguraron que el 30 de septiembre del 2009 no participaron en la detención de los hermanos Jenny, Fabricio y Javier P. ni de su padrastro Hernán C.

Blanca Chicaiza, abogada de la parte acusadora, señaló que la declaración de Bolaños fue clave, porque dijo que los agentes Ólger C. y Luis M., procesados en el caso, llegaron a su oficina para pedirle que ayudara a buscar al detenido.

La diligencia de ayer terminó al mediodía. Luego los jóvenes que dicen ser afectados por los ex GAO salieron escoltados por policías del GIR. En la tarde, Javier P. dijo que ellos “se sienten tranquilos por el dictamen”.

En tanto, la defensa de los apresados anunció que presentarán la apelación, para que el caso pase a instancias superiores.

Rodrigo C. es el portavoz de los familiares de los policías detenidos. Ayer, él señaló: “Estamos ofendidos por la barbaridad jurídica. Es claro que se trata de una orden de la Presidencia. Hay corrupción en el caso, pues ni la parte acusadora ni la Fiscalía presentaron pruebas contundentes para declararlos culpables. Es un dictamen sin fundamento y no puede ser que una banda juzgue a personas honorables”, manifestó.

En una entrevista que Rodrigo C. dio a este Diario el 12 de septiembre del año pasado, sostuvo que el día de los hechos, su hijo (policía detenido) no estaba en Quito, sino en Esmeraldas en una misión del Grupo.

Este Diario habló con agentes que realizaron la investigación. Ellos aseguraron que los documentos que respaldan la supuesta ausencia en Quito son falsos.

Ayer, la fiscal que llevó el caso, Silvia Sánchez, aseguró que tras las pruebas presentadas debió declararse la culpabilidad.

En instancias de derechos humanos también se siguió el caso. La directora de la Comisión Ecuménica de DD.HH., Elsie Monge, aseguró que es un “caso emblemático, que después de más de 10 años de conocidas situaciones se lleve a juicio al GAO”. Añadió: “La muerte de Hernán C. fue la gota que derramó el vaso y por eso hoy están condenados. Esperamos que este sea un llamado de atención para respetar la vida y los DD.HH., pues tiene que erradicarse la muerte extrajudicial”.

El GAO fue creado en 1996 y desmontado en el 2009 por denuncias de excesos en sus acciones. En la entrevista de septiembre, Rodrigo C. dijo que los policías no tienen protección y se mostró indignado por el pedido del Ministerio del Interior, para que se reabran las investigaciones de los casos Fybeca, Terranova y la muerte del joven Damián Peña, en una manifestación, en Cuenca. “No he sabido que se juzgue dos veces un mismo hecho”, indicó al referirse a los tres temas.

En el 2006, al emitir un informe, la Cedhu denunció que los agentes del GAO habrían presuntamente cometido 24 ejecuciones extrajudiciales y 14 torturas. Entre el 2000 y el 2008, el organismo calculó que serían 84 víctimas fallecidas.

Luego del fallo, los familiares de los detenidos y de los acusadores se enfrentaron física y verbalmente en las inmediaciones de la sala de audiencias del Palacio de Justicia. Mientras los parientes de los policías gritaban frases como: “justicia”, hubo un intercambio de golpes e impactos de botellas.

Los policías intervinieron desde temprano. En la calle Piedrahíta se formó un cordón de uniformados que con escudos antimotines impidieron que los problemas pasen a mayores.

La cronología

19/07/2011
El Tribunal Cuarto de Garantías Penales de Pichincha declaró culpables a los 12 uniformados, ex miembros del GAO, acusados de torturas y desapariciones.

30/09/2009
Los policías del ex GAO supuestamente desaparecieron a Hernán C. y detuvieron ilegalmente a sus tres hijastros, en El Inca (norte de Quito).

09/09/2010
Los agentes fueron arrestados. El Juzgado XXI de Garantías Penales dispuso la detención y el Juzgado XXIII de Garantías Penales oficializó la prisión preventiva .

15/02/2011
El Juzgado II de Garantías Penales indicó que sí existen presunciones de que los 12 agentes participaron en la detención ilegal. Seis como autores y seis cómplices.

06/06/2011
Comenzaron las audiencias de juzgamiento en el Tribunal Cuarto de Garantías Penales de Pichincha. Más de 75 personas dieron su versión.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)