4 de April de 2010 00:00

Santiago Quintero emprenderá su travesía a Nepal el 9 de abril

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Deportes

El ecuatoriano Santiago Quintero tiene un nuevo reto. El montañista, de 35 años, se ilusiona con trepar  la cima del Annapurna, una elevación de Nepal que está a
8 091 metros de altitud.

Para ello, elaboró un plan de expedición denominado Ecuador en  todo lo alto. La travesía se iniciará el viernes 9 de abril. Ese día, el montañista saldrá desde Quito hacia Nepal.  Tiene previsto llegar a  Katmandú  el 13.

Hoja de vida
Santiago Quintero
Nació  el  20 de noviembre de 1974 en Ecuador. En 1993, empezó  a trabajar como Guía de Alta Montaña.
Ha coronado  la cima de montañas en América y Europa. Su reto pendiente  es lograr el ascenso al K2.

Quintero instalará un campamento base el lunes 19 o el martes 20  de abril.  El ascenso se realizará desde el viernes 23 de abril y culminará, de acuerdo a la planificación, el 11 de mayo.

El Annapurna es una montaña que presenta complicaciones. Existen glaciares y grietas que impiden la expedición de los montañistas. Por eso, solo 147 personas  en el mundo han completado el ascenso. Entre ellos está el ecuatoriano Iván Vallejo.

Por eso,   Quintero tomó precauciones. “Mi idea es escalar el Annapurna de la forma más rápida porque es una montaña muy peligrosa”. Además, reveló que Pema Dorjee será su compañero en la expedición. Él es un sherpa (morador que vive en las laderas y los valles  del Himalaya).

Esta será la cuarta expedición de  Quintero al Himalaya, y la segunda a Nepal, para ascender montañas que sobrepasan 8 000 metros de altitud. Antes,   el  quiteño coronó el Makalu (en Nepal, a 8 468 metros) y el Broad Peak (en Pakistán, a  8 047 m)

Además, intentó subir el K2 (cordillera del Himalaya, a 8 611m).  El ecuatoriano se quedó a 200 metros de la cima, considerada una de las más complicadas.

A principios de este año, la intención de Quintero era regresar al K2. Pero desistió. “Me di cuenta que quería lograr esta cima (el Annapurna) por otras razones. El viaje al K2 se  volvió incierto   y la vida me   mostró al Annapurna”.

Agregó: “No importa a qué distancia nos quedemos de  la cima en la medida en que esta no se convierta en una obsesión”.

En el 2002,   sufrió el congelamiento de los dedos de sus dos pies al ascender la pared sur del Aconcagua (Argentina), por lo cual tuvieron amputarlos. Por eso, utiliza plantillas especiales para sus expediciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)