4 de February de 2010 00:00

Salud reconoce que existe un repunte de los casos de dengue

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

Hace dos semanas Julio César Palacios sintió los primeros síntomas. El intenso dolor de cabeza, los escalofríos, el malestar general  y las náuseas lo obligaron a buscar ayuda. Así, el paciente acudió a un consultorio cercano a su casa en   el Guasmo, sur de Guayaquil.

Pero no veía mejoras. “El médico dijo que el malestar  pasaría, que  era algo viral.  Pero resultó que era dengue y   paludismo”, cuenta desde una cama en el Hospital de Infectología. Ahí permanece internado desde hace cuatro días, casi siempre conectado a   sueros.

Junto a él también se recuperan Alejandro Castro y Víctor Encalada. Todos padecen  dengue clásico, por lo que  reciben   un tratamiento  de hidratación y medicación con antitérmicos. Esto durante un lapso de   10 días.

El director técnico del hospital, Alfredo Defilippi, explica que entre enero y febrero  esta casa de salud ha registrado 61 casos de dengue, entre ellos, dos de  hemorrágico.    La mayoría fue dada de alta.

Pero el rápido aumento de las cifras mantiene en alerta a las autoridades de Salud.

“Este año, en el hospital,  hay   un incremento del 30% de  los  casos, esto en comparación con 2009”, dice Defilippi.

Para el subsecretario de Salud del Litoral, Marcelo Aguilar,  la elevación  de cuadros de dengue  en las últimas semanas está asociado con los cambios climáticos.  “Estamos ante un invierno particular con altas temperaturas, con altos niveles de humedad y lluvias irregulares. Eso   crea condiciones de transmisión mayores”.

Agrega que el dengue es una enfermedad viral que tiene ciclos de alta y baja trasmisiones. En los últimos tres años, los reportes  fueron bajos. Pero desde    enero  hay  un  repunte de  747 contagios  hasta ahora en el Litoral. El   50% de  los casos es en menores de 14 años.

Uno de los riesgos  con   la proliferación de mosquitos es  la aparición de más    cuadros hemorrágicos. Aguilar señala que hay un alto índice de población susceptible.   “Si en años anteriores alguien tuvo    dengue clásico por un serotipo, en este invierno, con  un nuevo serotipo  circulando, podrían desarrollar dengue hemorrágico”.

Como  medida  de control, Raúl Veloz, director del Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores (SNEM), explica que     las brigadas de fumigación recorren  zonas vulnerables como Bastión, Guasmo y Las Malvinas, en Guayaquil. 

Además  hay restricciones  en la venta de antiinflamatorios, para evitar que los  contagios de dengue clásicos  se compliquen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)