7 de agosto de 2014 06:52

Rusia prohíbe la importación de alimentos de UE, EE.UU. y otros países

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 0
Moscú, DPA

Rusia prohibió con efecto inmediato durante un año la importación de carne, productos lácteos, verduras y frutas de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Noruega, Canadá y Australia, anunció hoy, 7 de agosto de 2014, el primer ministro, Dmitri Medvedev, en respuesta a las sanciones occidentales por su papel en Ucrania.

Además, Rusia prohibió a las aerolíneas de Ucrania sobrevolar su espacio aéreo, que a partir de ahora ya no podrán viajar por el trayecto más corto a destinos como Turquía o la región del Caúcaso sur, por ejemplo.

Se trata de la reacción hasta ahora más dura de Rusia a las sanciones económicas impuestas por Occidente en medio del conflicto en Ucrania.

Durante mucho tiempo Rusia no reaccionó a las sanciones, dijo Medvedev en declaraciones a la agencia de noticias Interfax.

Hasta el último momento el país tuvo la esperanza en que Occidente comprendiera que su política llevaba a un callejón sin salida. "Ahora debemos responder".

El presidente ruso, Vladimir Putin, dispuso por decreto un boicot masivo a los alimentos occidentales en la noche del miércoles y ordenó la elaboración de una lista de los productos afectados.

Medvedev dijo que el cese de las importaciones será estrictamente vigilado y además habrá controles para evitar que suban los precios de los productos afectados.

Además señaló que el embargo durante un año impulsará la agricultura doméstica, informó la agencia de noticias Itar-Tass. Moscú también estaría considerando pasos para cerrar su espacio aéreo a los vuelos de las aerolíneas europeas y estadounidenses a la región de Asia-Pacífico, señaló en la reunión del gabinete en Moscú.

El Kremlin ya había anunciado la prohibición de importar productos cárnicos de Rumania y animales vivos de algunas partes de Bulgaria, Grecia e Italia.

La semana pasada también frenó las importaciones de algunos productos agrícolas de Polonia, alegando motivos sanitarios. La agencia de noticias Itar-Tass anunció que funcionarios rusos mantendrán conversaciones con representantes de Ecuador, Brasil, Chile y Argentina para aumentar las importaciones de alimentos de esos países.

La UE, cuyas exportaciones a Rusia fueron de unos 11.900 millones de euros (USD 15 900 millones) el año pasado (algo menos del 10 por ciento de las exportaciones agrícolas totales) reaccionó a la noticia asegurando que las prohibiciones están "políticamente motivadas" y amenazó con represalias.

"La UE lamenta el anuncio realizado por la Federación de Rusia sobre medidas en contra de las importaciones de alimentos y productos agrícolas europeos.

Este anuncio obedece claramente a motivos políticos", dijo el portavoz de la comisión, Frederic Vincent. "La Comisión Europea evaluará las medidas en cuestión tan pronto como tenga más información en cuanto a su contenido y su amplitud (...) y nos reservamos el derecho de tomar las medidas oportunas", añade el comunicado.

El portavoz alegó que las sanciones adoptadas contra Rusia estaban directamente vinculadas a la desestabilización de Ucrania y la "anexión ilegal de Crimea".

Poco antes, también Japón había manifestado su protesta por las medidas, que consideró lamentables, dijo e portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga, en Tokio, al tiempo que llamó a Rusia a dar pasos constructivos en busca de una solución pacífica en Ucrania y dejó la puerta abierta al diálogo.

Recientemente Rusia pospuso un encuentro directo con Japón a nivel diplomático y también está en el aire una prevista visita de Putin a Japón en otoño, informó la agencia de noticias Kyodo.

Expertos rusos advirtieron hoy que la decisión de Moscú tendrá consecuencias negativas para ambas partes: la UE perderá miles de millones de euros en el comercio de fruta y verdura con Rusia, dijo el economista ruso Serguei Sutyrin, de la Universidad de San Petersburgo.

Además, Estados Unidos también verá resentido su lucrativo mercado de la carne de ternera y de ave. El analista moscovita Dmitri Polevoi habló de una "terapia de shock" para el sector de los alimentos ruso.

"La prohibición afecta al diez por ciento de las importaciones agrícolas que deben ser sustituidas rápidamente", destacó. Los medios rusos consideraron la medida una oportunidad para la industira local. "La prohibición puede dar finalmente un impulso al sector de los alimentos, que necesita un desarrollo más fuerte", comentó el diario "Vedomosti".

El portavoz de la asociación de exportadores de fruta y verdura de Grecia, Giorgos Polychronakis, manifestó hoy su temores de dramáticas pérdidas para el sector ante la medida rusa y consideró urgente que la UE conceda indemnizaciones. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)