12 de mayo de 2015 20:02

Rusia y EEUU muestran indicios de entendimiento tras reuniones en Sochi

El Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry (centro), da un apretón de manos al presidente ruso, Vladimir Putin (der.) en la residencia presidencial de Sochi. Foto: Agencia AFP.

El Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry (centro), da un apretón de manos al presidente ruso, Vladimir Putin (der.) en la residencia presidencial de Sochi. Foto: Agencia AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

El secretario de Estado norteamericano John Kerry mantuvo ocho horas de reuniones este martes con el presidente ruso Vladimir Putin y su canciller Sergei Lavrov en Sochi (sur), con ciertos indicios de distensión.

El encuentro permitió "entenderse mejor" si bien "no estuvimos siempre de acuerdo durante nuestra conversación", declaró Lavrov, mientras que Kerry indicó que las sanciones contra Rusia pueden ser suspendidas "siempre y cuando" se respete plenamente el alto el fuego en Ucrania.

"Quiero expresar la gratitud del presidente (Barack) Obama por la voluntad de Rusia de comprometerse en estas discusiones", dijo Kerry tras las reuniones. "No hay ningún sustituto a las conversaciones directas para tomar decisiones claves, en particular en un periodo tan complejo y que evoluciona tan rápido como el actual", afirmó el secretario de Estado.

Ambos diplomáticos expresaron que Moscú y Washington deberían continuar el diálogo para intentar resolver sus diferencias. Con respecto a las negociaciones sobre el programa nuclear iraní, Kerry le transmitió a Putin que es importante mantener la unidad, para lograr un acuerdo definitivo antes del próximo 30 de junio.

Kerry estuvo acompañado por la jefa de la delegación de Estados Unidos, Wendy Sherman, que viajará el miércoles a Viena para un nuevo ciclo de conversaciones entre las potencias del grupo 5+1 e Irán. 

Las dos potencias atraviesan su peor momento en sus relaciones bilaterales desde la caída de la URSS en 1991. El viaje de Kerry a la residencia de verano de Putin era el primero de un alto responsable estadounidense a Rusia desde el inicio del conflicto en Ucrania.

El líder de la diplomacia estadounidense, que debe viajar el miércoles a Antalya, en Turquía, para una cumbre de la OTAN, expresó que había una "necesidad urgente" para Estados Unidos de cooperar con Rusia para enfrentar desafíos globales.

Lavrov añadió por su parte: "Comprendemos la necesidad de evitar pasos que puedan infligir daño a largo plazo en las relaciones bilaterales en temas diversos". Moscú y Washington se concentrarán para lograr un único objetivo: "lograr que aquellos que firmaron los acuerdos del 12 de febrero (en Minsk) lo respeten", aseguró el canciller ruso.

Aunque hay "algunas contradicciones y divergencias con respecto a los orígenes" del conflicto en el este de Ucrania, "compartimos la visión de que solo es posible resolver la crisis implementando una tregua", dijo Lavrov.

Sobre Siria, otro de los temas a discusión, Kerry indicó: "entendemos todos que la unidad (...) es clave para un buen acuerdo". "Rusia y Estados Unidos son aliados en ese esfuerzo", aseguró.

Kerry había llegado en la mañana a orillas del mar Negro en compañía de su homólogo ruso y depositó una corona funeraria en un memorial por los soldados soviéticos fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Las relaciones entre Moscú y Washington se deterioraron después de la anexión de Crimea a Rusia y tras el inicio del conflicto en el este de Ucrania entre el gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos.

Antes del encuentro, calificado de "franco" por fuentes diplomáticas de ambos países, Rusia aseguró que estaba dispuesta a mantener una "cooperación constructiva" pero sin "coerciones".

Aunque Kerry se reunió varias veces con Lavrov en diferentes capitales europeas, no había mantenido ningún encuentro bilateral con Putin desde mayo de 2013.

Moscú se queja de las sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa por su papel en la crisis ucraniana, a lo que Kerry responde que Rusia no aplica como debería el acuerdo de alto el fuego negociado en Minsk para terminar con un conflicto que ha provocado la muerte de 6.100 personas y el desplazamiento de al menos un millón. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)