7 de septiembre de 2017 00:00

Roce en directiva de Alianza País por el papel de la Comisión de Ética

Jorge Glas encabezó el martes 5 de septiembre de 2017 en la tarde la reunión de la directiva de Alianza País. Sesionaron por cinco horas. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

Jorge Glas encabezó el martes 5 de septiembre de 2017 en la tarde la reunión de la directiva de Alianza País. Sesionaron por cinco horas. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 47
Triste 3
Indiferente 18
Sorprendido 3
Contento 19
Diego Puente
Redactor
política@elcomercio.com (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reunión comenzó en medio de un ambiente de cordialidad, entre los integrantes de la directiva nacional de Alianza País (AP). Pero hubo fricciones cuando se intentó poner sobre la mesa la posibilidad de que el Comité de Ética del movimiento actúe contra el presidente Lenín Moreno, por sus últimas medidas.

Fue luego de que se hablara de que Moreno estaba “tomando decisiones al margen de Alianza País” y supuestamente alejándose de los principios y el plan de gobierno de la denominada Revolución Ciudadana.

“Ningún líder está por encima del proyecto de la Revolución Ciudadana”, mencionó ayer, 6 de septiembre de 2017, la asambleísta y directora provincial de AP en Tungurahua, Lira Villalva.

“Se analizó (en la reunión) las competencias de algunas de las secretarías, efectivamente de la Comisión de Ética”, confirmó Anabel Hermosa, directiva de Pichincha. Aunque reconoció que
sobre ese tema no se llegó a una resolución.

En el movimiento existen dos tipos de sanciones, según su Código de Ética. Las leves pueden ser amonestaciones escritas o suspensiones de hasta seis meses. Las graves, en cambio, desde la suspensión de derechos entre seis meses y dos años. Y la separación definitiva de Alianza País.

La legisladora y dirigente por Guayas, Marcela Aguiñaga, dijo ayer que no estaba en la mira de la dirigencia expulsar a Moreno de la organización.

El Mandatario no estuvo en la cita para poder dar su punto de vista. Tampoco figuras políticas de su círculo cercano. Se le había extendido una invitación, pero no llegó el martes 5 por la tarde a la cuarta reunión de la directiva nacional.

Sin Lenín Moreno en la reunión de la Directiva, la cúpula de AP se constituye principalmente por sus críticos internos. Jorge Glas es el primer vicepresidente; Ricardo Patiño, el segundo vicepresidente; y la secretaria ejecutiva es Gabriela Rivadeneira. Y eso se reflejó en el contenido del comunicado final que los participantes suscribieron luego de que acabara la cita. Debatieron durante cinco horas.

Se ratificó el respaldo al vicepresidente Jorge Glas, quien ha sido vinculado penalmente por asociación ilícita, en el caso de corrupción Odebrecht, que se investiga.

El apoyo se extendió a los exconsejeros Ricardo Patiño, Virgilio Hernández y la exsecretaria de la Gestión Política, Paola Pabón, que renunciaron a sus cargos en el Gobierno.

Se expresó también una preocupación sobre las conclusiones del diálogo productivo y tributario pues, a criterio de la directiva, se impusieron las tesis de grupos de poder económicos y financieros.
Como ejemplo citaron la eliminación gradual del impuesto a la salida de divisas, nuevos mecanismos de flexibilización laboral y los cambios que se pretenden hacer en la ley relacionada con la plusvalía.

Al final de la reunión se pidió a los asistentes que se remitieran a la resolución publicada en los canales oficiales de AP y que se evite hablar con la prensa. En especial para no evidenciar la fractura interna. Así lo hicieron.

Los directores provinciales y dirigentes salieron de la sede de Alianza País, en el norte de Quito, con prisa la noche del martes. Subieron a sus autos y evitaron las cámaras.

Gabriela Rivadeneira fue abordada ayer por la mañana, en la Asamblea Nacional. La Secretaria ejecutiva dijo que el documento no es un “deseo antojadizo” de los dirigentes sino que responde a un pedido de sus bases.

Fue poco después de que llegó a los correos electrónicos de los medios de comunicación una carta que supuestamente estaba suscrita por el presidente de Pichincha de Alianza País, Gustavo Baroja, que también es titular del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope).

En el documento se hacía un llamado a quienes no están de acuerdo con las políticas del Gobierno para que dejen el movimiento y permitan la gobernanza de Lenín Moreno.

Luego del mediodía, el equipó de comunicación de Alianza País en Pichincha tuvo que desmentir la carta y rechazar que se trate de un documento oficial. Este Diario buscó la versión de Baroja pero no obtuvo una respuesta.

La directiva nacional convocó a la militancia, a los comités de la Revolución Ciudadana, a los colectivos y organizaciones aliadas para respaldar el plan de acción política y generar espacios de debate. Todo con miras al congreso nacional ideológico y programático que se desarrollará en octubre.

En Carondelet, en cambio, las actividades se desarrollaron con normalidad. El Presidente y el Gabinete cumplieron con lo planificado y seguirán la ruta sin alteraciones.

Para hoy, 7 de septiembre, por ejemplo, el Presidente tiene previsto llegar a los sitios que fueron afectados en la provincia de Napo, tras el desbordamientos de dos ríos.

Moreno ya había advertido que su prioridad no es caer en una agenda de confrontaciones y que más bien todos los esfuerzos del Gobierno deben estar enfocados en el cumplimiento de su plan Toda una Vida. Además, atender las necesidades de las personas más vulnerables del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (15)