3 de July de 2015 20:31

El robo de accesorios de autos se incrementó y genera alarma

En el mercado ilegal, los retrovisores o espejos laterales pueden costar USD 30 cada uno. Foto: Tomada de Pixabay.

En el mercado ilegal, los retrovisores o espejos laterales pueden costar USD 30 cada uno. Foto: Tomada de Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 44
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Narcisa Rendón

La noche anterior al robo, Ronald Cruz había desactivado la alarma de su vehículo. Al día siguiente, y 20 minutos después de parquearse en una zona de la av. Plaza Dañín, al norte de Guayaquil, retornó a su auto y notó que el parabrisas trasero estaba roto. Le habían sacado la radio del interior del vehículo y aún con testigos del hecho, Ronald prefirió no denunciar.

El robo de estos accesorios y del sistema eléctrico de los vehículos ha crecido. La Policía Judicial (PJ) de la Zona 8 que comprende los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón registra un incremento de robos de accesorios de vehículos hasta 171 casos más que en el primer semestre del 2014.

Entre enero y junio de ese año se registraron 918 robos de accesorios de carros, y en lo que va del 2015, el número se incrementó a 1 089 casos.

Jorge Flores, jefe de la PJ de este Distrito, relaciona este aumento con la adquisición de automotores en el país. Pero añade que la ciudadanía conoce los sitios donde se comercializan a bajo costo los accesorios, y por ende prefiere acudir a ellos y no a los organismos judiciales. En el caso de Ronald, él desistió de denunciar porque consideró que el trámite no le garantizaba la devolución del objeto robado.

Las denuncias más bien apuntan al robo de artículos de mayor valor. Por ejemplo, en lo que va del año, existen 296 denuncias por el robo de llantas; mientras que por la sustracción de cerebros de carros, cuyo precio supera los USD 600, existen 198 procesos.

En el mercado ilegal, estos artículos cuestan hasta la mitad del precio original. Los retrovisores o espejos laterales pueden costar USD 30 cada uno; mientras que en los centros autorizados llega a los USD 90, según la marca del automotor.

Ronny Valle, quien conduce un taxi desde hace 20 años, afirmó que en dos ocasiones seguidas fue víctima del robo de accesorios a su carro.

En la primera ocasión le quitaron la insignia original de la marca vehicular y debió permanecer sin ella durante tres meses. La segunda vez, ocurrió mientras él ayudaba a una pasajera a sacar su encomienda. Ahí le quitaron en “10 segundos” uno de los espejos retrovisores, asegura.

Según Flores, esta modalidad de robo ocurre generalmente en parqueaderos públicos, sobre todo los fines de semana y en la noche, cuando las personas estacionan sus carros cerca de centros de entretenimiento.

Pero ¿qué hacen los afectados luego de ser víctimas de este delito? En los casos citados, los perjudicados buscaron reemplazos que no costaran tanto. En el centro y sur de la urbe guayaquileña, existen zonas donde hay vendedores informales en las veredas que ofertan accesorios de carros y su instalación. Allí, los precios son menores a los ofertados en tiendas y locales comerciales. De hecho, esa fue la opción que tomó Ronny cuando le robaron los retrovisores de su vehículo.

Jaime Cepeda también sufrió el robo de accesorios. Hace tres meses le sustrajeron la batería de su auto. El hecho ocurrió en el Barrio Centenario, sur de Guayaquil, cuando estacionó su automotor y lo dejó por casi dos horas. La reposición le costó USD 70 en un almacén del centro de la ciudad. Para frenar los delitos en esa zona de la urbe, se han incrementado los cuidadores de carros en horas de la noche y madrugada.

La Policía señala queel mayor inconveniente para acabar con esta venta ilícita es la falta de pruebas que revelen que los objetos sean robados. En su búsqueda, los agentes realizan operativos de control en almacenes donde solicita documentación de la compra de accesorios. Así han allanado almacenes que no contaban con ese respaldo legal.

Hace tres meses, la Policía decomisó 587 piezas de vehículos sin respaldo legal. El hallazgo ocurrió en las calles Esmeraldas y Luque (centro de Guayaquil). En el sitio encontraron 20 guías de autos, 83 retrovisores, 11 focos, 126 logotipos de marcas de automotores, 6 soportes de retrovisores...

En estos días, un hombre fue descubierto mientras llevaba en brazos una funda de espejos de autos y camiones.

El sospechoso se dirigía a un local cuyo dueño ocasionalmente le pagaba USD 50 por todo el paquete de espejos, según sus declaraciones.

En contexto

Según la ley penal, las personas que oculten, custodien, guarden, transporten, vendan o transfieran la tenencia, en todo o en parte, de bienes muebles o cosas (...) serán sancionadas con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)