10 de abril de 2015 16:50

Un hombre se defendió de un robo con espada samurái e hirió a tres

Un hombre hirió con una katana a tres supuesto ladrones que quisieron robarle. Foto: Twitter Wernher Martinez ‏@MWernher

Un hombre hirió con una katana a tres supuesto ladrones que quisieron robarle. Foto: Twitter Wernher Martinez ‏@MWernher

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 11
Contento 143
Diario La Nación de Argentina
Logo GDA

Un hombre armado con una espada samurai se defendió de un robo en su casa de la ciudad de Córdoba (Argentina) e hirió a los ladrones, que sufrieron profundas heridas cortantes en los brazos y más tarde fueron detenidos.

El comisario inspector Mariano Zárate, director de Seguridad Zona Norte Capital, informó a la agencia DyN que el hecho ocurrió la madrugada del 10 de abril, cuando tres delincuentes irrumpieron en una vivienda del barrio Cerro Norte, y sorprendieron a sus habitantes, un empleado metalúrgico de 49 años y su esposa, mientras dormían.

Los ladrones se apoderaron de unos 3 600 pesos (unos USD 407,2), pero en un descuido el dueño de casa tomó un sable japonés conocido como 'katana', que tenía en la pared y, al mejor estilo samurai, los enfrentó y los hirió en los brazos.

Los ladrones escaparon en un auto Peugeot 206 que los esperaba frente a la propiedad con un cómplice al volante.

Huida y choque

La Policía, alertada de lo ocurrido, puso en marcha un operativo en la zona que le permitió encontrar el auto usado por los ladrones que chocaron contra un árbol.

Los agentes, siguiendo el reguero de sangre, irrumpieron en una casa de la zona, propiedad de la pareja de uno de los ladrones y detuvo a tres hombres y a una mujer.

Dos de los detenidos fueron trasladados al Hospital de Urgencia a raíz de los profundos cortes que tenían en los brazos y que sufrieron al tratar de cubrirse del ataque del dueño de casa asaltada.

Zárate destacó que minutos después el quinto integrante de la banda fue detenido cuando trató de ser asistido por los cortes sufridos en un centro de servicio de la localidad vecina de Soldán.

En poder de uno de los sospechosos se encontró una pistola  y el dinero robado al empleado metalúrgico. Según el policía, a pesar de las profundas heridas sufridas por los delincuentes, sus vidas no corrían peligro.

En la comisaría donde fue alojado el resto de la banda se instruyeron actuaciones por "robo calificado por el empleo de arma de fuego y lesiones".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (38)
No (4)