6 de diciembre de 2015 17:44

Un hombre murió tras una fiesta popular en Quito

Los amigos de la víctima colocan velas en el sitio donde fue apuñalado y falleció. Foto: EL CCOMERCIO

Los amigos de la víctima colocan velas en el sitio donde fue apuñalado y falleció. Foto: EL CCOMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 36
Triste 15
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Sara Ortiz

Máximo Quimi, de 36 años, fue apuñalado durante una riña con tres jóvenes de su barrio quienes se encontraban en estado etílico. Este hecho ocurrió la madrugada de hoy, domingo 6 de diciembre del 2015, en el barrio la Ferroviaria, en el sur de Quito. Fue a las 03:00.

A esa hora se había terminado una fiesta organizada por los vecinos para celebrar la Fundación de Quito. La gente que regresaba a su casa vio que Quimi y su cuñado cargaban una cocina por la calle Lorenzo de Garaicoa cuando se les acercaron tres jóvenes. La víctima y su familiar se dirigían a una casa cercana para guardar la cocina, que habían usado para vender canelazos en la fiesta y ganar algo de dinero extra.

Un testigo explicó que los jóvenes tenían actitudes violentas e insultaban a cualquier persona que pasaba por la calle. Quimi y su cuñado también recibieron las agresiones verbales. Ellos le exigieron a Quimi que les entregara el dinero para comprar una botella de licor, pero él se habría negado.

Según agentes de la Dirección de Delitos Contra la Vida (Dinased), la víctima conocía a los agresores. Ante la negativa uno de los jóvenes sacó un cuchillo. “Ese hombre intentó cortarle el cuello a mi hermano, pero se hizo para atrás. Quimi se metió para defenderle y ahí le dio una puñalada en el pecho”, contó una familiar.

En la calle donde falleció quedaba una mancha de sangre y sus amigos se acercaron para prender velas en el sitio. Ellos pidieron que se investigara, pues contaron que los jóvenes que atacaron a la víctima pertenecen a una supuesta banda. “Son una familia bien grande. Roban y venden droga”, se quejaron.

Los vecinos de la Ferroviaria pidieron más seguridad, pues durante la fiesta hubo mucho consumo de alcohol. Incluso, a las 10:00, siete horas después del crimen, en el parque donde se desarrolló la velada todavía existían grupos de personas que continuaban libando en el espacio público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)