2 de junio de 2014 00:24

Ricardo Patiño: ‘Veremos si alguien que
 no sea Correa puede ganar’

Entrevista a Ricado Patiño, canciller del Ecuador. Foto: EFE

Entrevista a Ricado Patiño, canciller del Ecuador. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 54
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 12
Contento 0
Santiago Estrella G.  Redactor
politica@elcomercio.com


Entrevista a Ricardo Patiño Aroca, dirigente Nacional de Alianza País y canciller de la República.

¿Qué diferencias hubo entre la primera reunión de la directiva de A. País con su nueva estructura en comparación con las anteriores?


Hay una renovación, hay un nuevo oxígeno. Es importante la participación de todas las provincias en la dirección nacional porque nos generan información precisa y completa del territorio. Por otra parte, ya comienzan a tomar cuerpo las lecciones y autocríticas de la convención del 1 de mayo.

¿Y qué es lo que plantean?


Por ejemplo, comenzar con la acción política. Lastimosamente en los últimos tiempos Alianza País no realizaba acción política.

¿El conflicto de ser un movimiento que nace y que, a la vez, gobierna?


En parte sí es un problema. Cuando trabajamos desde la sociedad civil en temas de la deuda externa, hacíamos una lucha permanente en escuelas, colegios, universidades, barrios. Hacíamos manifestaciones. Ya en el Gobierno, esa lucha social se debilitó, aunque tomamos decisiones que nacieron de esas luchas sociales. El hecho de que estemos en el Gobierno hace que el liderazgo gubernamental debe existir paralelamente a la lucha social.

¿En qué consiste esa lucha social de Alianza País?


No es solamente reivindicativa, sino la fiscalización respecto al mismo Gobierno para que nuestras bases (hagan su crítica) si yo, por ejemplo, como canciller, actúo incorrectamente, si tengo falencias, si no hago lo que tengo que hacer. Por eso es importante que haya un funcionamiento de las bases de Alianza País.

La propuesta de enmendar la Constitución para la reelección indefinida, ha sido considerada en muchos sectores como una debilidad de A. País, de no poder consolidar cuadros, de depender de Rafael Correa… 


No estoy de acuerdo cuando dicen que muestra las debilidades de Alianza País. Es el movimiento más fuerte y más importante del país. Hay una cantidad de líderes impresionante. Otra cosa es que pensemos en términos electorales para el 2017 quién tiene posibilidades de vencer a la derecha, que va a estar totalmente unida porque ya aprendió la lección. Se suman los medios que, hay que decirlo con toda claridad, son aliados de la derecha.

¿Aliados de la derecha?


Puede que no estés de acuerdo, pero yo digo lo que pienso.

Entonces podría decir lo que pienso yo… 


Después podemos entrar a un debate (...). Evidentemente tendremos que medir la correlación de fuerzas y ver si alguien que no sea Rafael Correa tiene posibilidades de ganar. El mismo Presidente ha dicho que no tiene ambición de quedarse en el poder. Y si la otra opción que tuviéramos no podría ser vencedora ante una derecha totalmente unificada con el apoyo de los medios y posiblemente con apoyo de fuerzas internacionales, no podremos ser inocentes. Además, es un concepto democrático para que el pueblo ecuatoriano pueda decidir. Vaya a Europa y pregunte si Ángela Merkel, quien ha sido elegida tres veces…

Pero en Europa predomina el régimen parlamentario, a diferencia del Ecuador que es presidencialista…


¿Y eso qué tiene que ver? Tenemos un régimen presidencialista y qué bueno que lo tengamos porque en nuestras culturas se necesitan de liderazgos fuertes. Antes se quejaban de que faltan liderazgos o pugnas entre el Congreso y el Presidente. Ahora que hay un liderazgo fuerte como el de Rafael Correa, nos preocupa. Nunca nos ha preocupado de los alcaldes que tienen 20 años en sus cargos.

Si la derecha tiene su recomposición, ¿no ocurre lo mismo con la izquierda, que ejerce el poder, que tiene sus medios y también su fuerza internacional? 


En buena hora. Igual tenemos el derecho de proteger el proceso revolucionario y que todo lo avanzado no sea destruido si la derecha gana. Se podría genera procesos de represión porque la derecha no tiene muchas veces vergüenza ni límites en estas cosas. Conocemos lo que ha sido la derecha latinoamericana, que ha destruido vidas.

Si hay derechas democráticas, señor Ministro…


Por supuesto, pero cuando se trata de la recomposición de la derecha, puede ser más bien represiva y echar al traste los cambios profundos. No tenemos por qué andar con actitudes pueriles. Lo importante no es que esté Rafael Correa, sino el proceso de cambio. Pero las figuras también son importantes en las elecciones.

Hablando de derechas, se dice que en A. País también hay un sector de derecha. ¿Es que a usted y a todos los que son de los más izquierdistas les fue mal en la convención del 1 de mayo?


Todo lo contrario, yo estoy en la dirección nacional. Siempre hay debates. Yo hice una carta pública para toda la militancia: la discutimos y hubo coincidencias. Lo importante no son las personas sino los conceptos y los proyectos. Ahí sí existen discrepancias internas. Obviamente no se las voy a decir. No corresponde ventilarlas, pero después de que se resuelven trabajamos juntos.

¿Qué harán si la Corte dice que no procede la enmienda para la reelección?


Lo haremos por reforma.

Su punto de vista. 
Sostiene que en las culturas de la región son importantes los liderazgos fuertes como el que ejerce el Presidente de la República. Dice que es legítimo que el oficialismo piense en Correa como candidato a la reelección.

Su trayectoria. Es economista y nació en Guayaquil hace 60 años. Es uno de los fundadores del movimiento Alianza País que llevó a Rafael Correa al poder. Ha sido ministro de Economía, Litoral, Política y de Relaciones Exteriores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)