1 de April de 2010 00:00

Restos de rehén de FARC están en poder de misión humanitaria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

GDA, AFP, Colombia (El Tiempo)


Los restos del coronel de la Policía Julián Guevara, muerto en 2006 cuando era rehén de la guerrilla FARC, están en poder de una misión humanitaria que hoy fue en su búsqueda en un punto de la selva colombiana, anunció el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

“Hace unos momentos, en algún lugar de zona rural del departamento de Guavire, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregaron al CICR, a la senadora Piedad Córdoba y a monseñor Leonardo Gómez, los restos mortales del coronel Julián Guevara”, dijo Adolfo Beteta, vocero del organismo.

El funcionario señaló que el helicóptero de la Fuerza Aérea de Brasil, país que suministró dos aeronaves con sus tripulaciones para las operaciones de liberación, se abastecerá de combustible en el poblado de San José en el departamento -provincia- del Guaviare.

“El CICR se siente satisfecho de este operativo ya que va a llevar un gran alivio sobre todo a la familia del mayor Guevara, en especial su señora madre, doña Emperatriz (Castro) para aliviar ese dolor que hasta el momento no ha podido curar”, puntualizó.

Guevara, que tenía el rango de capitán cuando fue secuestrado por la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 1 de noviembre de 1998, murió en 2006. Estando en cautiverio el Ejército lo ascendió al grado de mayor y tras su muerte al de coronel.

La misión humanitaria está integrada por la ONG 'Colombianos y Colombianas por la Paz -que lidera la senadora opositora Piedad Córdoba- y por delegados de la Cruz Roja y de la iglesia Católica colombiana.

La misión humanitaria partió este jueves a las 09:56, hora de Ecuador, del aeropuerto de la ciudad de Villavicencio (centro), según imágenes de TV.

Para facilitar la entrega de los restos, las operaciones militares fueron suspendidas el miércoles en una región entre los departamentos -provincias- de Meta y Guaviare, a partir de las 18:00 locales del miércoles, según anunció el comisionado presidencial para la paz, Frank Pearl.

Una vez lleguen los restos del mayor Guevara a Villavicencio habrá un acto especial de entrega a los familiares y posteriormente se iniciará la cadena de custodia y las respectivas pruebas de ADN para verificar la identidad de los restos.

"Si los restos no han sido exhumados, habrá una demora adicional en el proceso. No se sabe si los restos van a ser entregados directamente o si habrá que excavar en ese punto", aclaró Cepeda a la emisora Caracol Radio.

También se confirmó que hay una sala acondicionada en el Aeropuerto de Villavicencio para los familiares del mayor Julián Ernesto Guevara Castro, donde se llevará a cabo una ceremonia religiosa de caracter privado.

Asimismo, la madre del uniformado espera que por fin, después de dos anuncios fallidos y uno que aún no se concreta, pueda cerrar este doloroso capítulo.

A las 6 de la tarde del miércoles 31 de marzo empezó la cuenta regresiva para el operativo que debe cerrar una de las más dolorosas historias del secuestro en Colombia: el del mayor Julián Ernesto Guevara, muerto en cautiverio hace cuatro años y cuyos restos aún no han sido devueltos por las Farc.

A esa misma hora, doña Emperatriz, la madre del oficial, abordó en Bogotá un avión de la Policía con rumbo a Villavicencio, donde está programada la salida de la misión humanitaria y, luego, la entrega de los restos.

La zona está ubicada al suroriente, relativamente cerca de donde una enfermedad hasta ahora no determinada acabó con la vida del oficial cuando completaba ocho años de secuestro.

"La logística y la manera operacional serán similares a las de las dos liberaciones" (las del soldado Josué Calvo y el sargento Pablo Moncayo), explicó Cristopher Beney, delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Está previsto que el grupo, integrado por los pilotos del Ejército de Brasil, la senadora Piedad Córdoba, monseñor Leonardo Gómez y tres delegados del CICR lleve una urna para depositar allí los despojos.

Aún no está definido si la familia tendrá un tiempo para tenerlos en su casa o o si se hará una ceremonia de entrega simbólica para luego dejarlos en manos del CTI de la Fiscalía y el Instituto Nacional de Medicina Legal.

El hecho es que un laboratorio forense determinará antes de una semana, por pruebas de ADN, si se trata realmente del mayor Julián Ernesto Guevara Castro.

Hace dos meses Medicina Legal le tomó a doña Emperatriz una prueba de sangre que será cotejada con el ADN de los despojos.

Ella le dijo a EL TIEMPO que confía en que por fin, después de dos anuncios fallidos y uno que aún no se concreta, podrá enterrar a su hijo y cerrar el doloroso capítulo.

"De alguna manera, Julián Ernesto sigue secuestrado. Esperemos que ahora empiece un nuevo ciclo. Debemos tener fortaleza", dijo la señora, quien estará hoy en Villavicencio con Ana María, la única hija del mayor Guevara, y de otro familiar.

Así se determinará la identidad

Un equipo integrado por la Fiscalía y Medicina Legal tendrá, en los próximos días, a su cargo la tarea de establecer si los restos que se recogerán en las coordenadas que entregaron las Farc corresponden a Julián E. Guevara.

En el grupo hay profesionales en genética, patología, antropología y odontología, entre otros. Son alrededor de seis personas, explicó a EL TIEMPO Luz Janeth Forero, directora de Medicina Legal.

La demora en el resultado dependerá en gran medida del estado en el que estén los restos óseos. Según Medicina Legal, el margen de certeza será superior al 99,9 por ciento por tratarse de una comparación entre el ADN de madre e hijo.

El examen determinará, en principio, características como talla, edad, raza e incluso sexo con base en 16 marcadores genéticos.
Varios de estos datos serán comparados con información antemortem, como cartas dentales y anteriores intervenciones médicas.

El genetista Emilio Yunis dice que si la muestra es de calidad los resultados podrían conocerse en 4 ó 5 días.

La primera semana del 2008, un equipo similar de Medicina Legal y la Fiscalía tuvo que confirmar una identidad por ADN, pero en una noticia con final feliz: que Emmanuel, el hijo de la entonces secuestrada Clara Rojas, estaba a salvo en manos de las autoridades y no con las Farc en el Guaviare.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)