3 de mayo de 2017 15:05

Restos de una persona fueron hallados en una quebrada de Cuenca

El cuerpo de la joven es velado en una sede social del barrio San José de Balzay, en la zona rural, en medio del dolor de su familia, vecinos y conocidos.

El cuerpo de la joven es velado en una sede social del barrio San José de Balzay, en la zona rural. Foto: Lineida Castillo/EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

La tarde de este miércoles 3 de mayo del 2017 será sepultada Jéssica Viviana Gordillo Hernández, de 23 años, quién fue encontrada muerta en la quebrada de Sacay, sector de Racar, al oeste de la capital azuaya, en el sur del Ecuador. Con este caso suman 14 las muertes violentas registradas en Cuenca en lo que va del 2017.

El cuerpo de la joven es velado en una sede social del barrio San José de Balzay, en la zona rural, en medio del dolor de su familia, vecinos y conocidos. De ese sector salió la joven, la noche del sábado 29 de abril a una fiesta pública en el vecino barrio de La Dolorosa, con su hermano Wilson.

En la fiesta, Jéssica Gordillo se encontró con un grupo de cinco jóvenes y los hermanos se separaron. A eso las 02:00, Wilson la buscó en el lugar para retornar a casa pero no la encontró. Desde entonces la familia la buscó a través de las redes sociales y en casa de amigas del barrio.

La mañana del 2 de mayo, dos horas antes del hallazgo del cuerpo, la familia había puesto la denuncia en la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased). El cuerpo de la joven fue encontrado por una moradora cuando pastoreaba su ganado.

Carmen León relató que al intentar cruzar la quebrada, los animales se resistieron y al levantar la mirada vio que entre unas piedras estaba el cadáver. La mujer pidió ayuda a los vecinos y enseguida reportaron el caso a la Central de Emergencias ECU-911 Austro.

De acuerdo con los resultados de la autopsia, Jessica Gordillo fue estrangulada. Su rostro estaba desfigurado por golpes, dijo Rocío Barros, tía de la víctima.

La Fiscalía y los agentes de la Dinased mantienen en reserva el avance de la investigación sobre este caso. Mientras tanto, para esta tarde varios colectivos sociales realizarán un plantón para exigir a las autoridades de justicia que se aceleren las investigaciones y la máxima pena para los responsables. La protesta será en los bajos del edificio de la Corte de Justicia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)