9 de October de 2014 21:46

La resolución ANT irá a las mesas de diálogo

El Cabildo quiteño realiza mesas de participación para recoger los planteamientos de organizaciones y de la ciudadanía para mejorar el transporte público. Foto: Cortesía Municipio de Quito

El Cabildo quiteño realiza mesas de participación para recoger los planteamientos de organizaciones y de la ciudadanía para mejorar el transporte público. Foto: Cortesía Municipio de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Redacción Quito  (I)  quito@elcomercio.com

La resolución 122 emitida por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) sobre la metodología para la fijación de las tarifas de transporte público intracantonal o urbano incrementó las interrogantes. En el caso del Municipio de Quito, la decisión servirá como insumo en las mesas de diálogo.

La entidad reguladora eliminó la tasa de rentabilidad del 13% establecida para la definición de montos del incremento de tarifas; de esta forma, deja en manos de los municipios para que definan esos montos.

Guillermo Abad, representante de Justicia Vial, señaló que la aprobación fue “apresurada”, ya que en la anterior resolución no se consideraron varios puntos, como: los parámetros de calidad del servicio. Lo mismo ocurrirá con los efectos de esta segunda.

“Se tendrá nuevamente que reemplazar esta resolución porque todavía quedan algunas dudas”.

Una de las recomendaciones realizadas por Abad es que se debería realizar un estudio detallado sobre la tarifas del transporte vinculado con la calidad. “La eficiencia y eficacia del servicio deben ser el principal punto a tratar en los cabildos”, dijo.

Otro de los puntos es clave de la resolución es la eliminación del 13% de la rentabilidad de los prestadores de servicio.

Cristobal Buendía, presidente del Observatorio de Movilidad, aseguró que esta decisión se dio como una forma de enmendar un error. Su argumento es que no se puede fijar una tarifa dependiendo de la rentabilidad a un prestador de servicio.

Para él, esta eliminación es un punto positivo, ya que no tenía fundamento en ningún estudio ni documento legal.

Con este cambio, se determina que antes de fijar una tarifa se debe evaluar el modelo de gestión o la calidad de servicio que presta tal o cual operadora de transporte. “Esto dará pie a que se analice el actual servicio de transporte”.

Para autoridades municipales, la resolución representa una oportunidad para mantener el debate abierto. En un comunicado, Mauricio Rodas, alcalde de la capital, indica que este documento se constituye en un insumo para el desarrollo de las mesas de diálogo que están el marcha. Además, el Burgomaestre destacó la importancia del diálogo y la cooperación con el Gobierno central para continuar con los procesos.

Las autoridades municipales se han reunido con dirigentes de los transportistas de servicio urbano y de taxis. Están definidas mesas de diálogo que abarcan lo económico, la calidad del servicio, el modelo de transporte de la ciudad, entre otros.
Mesas de participación

El Cabildo quiteño continúa con su proceso de diálogo sobre el transporte público en la urbe. Esta semana se realizaron mesas de participación ciudadana y de trabajo para hablar de temas como: la accesibilidad que tienen las personas con discapacidad en los buses y sus inconvenientes. Además se trabajó con los representantes del gremio de taxistas, quienes, también, piden un incremento.

Según la Municipalidad, el objetivo central de estos conversatorios es escuchar los planteamientos y las ideas de organizaciones sociales y del gremio de transportistas para mejorar el servicio y el trato a los usuarios. A la vez, determinar los costos y los modelos de gestión. Carlos Páez, concejal de Quito, en una entrevista para Ecuadoradio, dijo que es importante que se realice un análisis para abordar el tema de las tarifas. “No se puede realizar un análisis de tarifas sin una calidad de servicio y acceso al mismo”.

Además, subrayó que uno de los avances fue el establecimiento de la caja común, pero considera que en la transición hubo un debilitamiento en este proceso cuando es fundamental para mejorar la rentabilidad de los transportistas.

El pasado 1 de octubre, la ANT entregó las competencia de tránsito a los ocho cantones de Pichincha. Quito es el único que asumió las competencias de tránsito con modelo A, es decir, tiene títulos habilitantes, matriculación y revisión vehicular y control de tránsito, por medio de los agentes metropolitanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)