28 de December de 2014 18:25

Réplica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3

A pedido de Gissela Cola, de la Dirección de Comunicación de la Epmaps.

EPMAPS mantiene el índice de pérdidas de agua más bajo en Ecuador

En los últimos años, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (EPMAPS) de Quito se ha situado entre los cinco mejores operadores en lo que respecta al indicador de agua no contabilizada, en América Latina. Según el informe anual de la Asociación de Entes Reguladores de Agua Potable y Saneamiento de las Américas, en 2013 la EPMAPS cerró con un 27,75% de pérdidas de agua en el Distrito Metropolitano, que incluye el área urbana y 33 parroquias rurales.

Hasta noviembre de 2014, el promedio de pérdidas de agua en la ciudad de Quito llegó al 24,46%, lo que también la sitúa como la empresa con el índice más bajo a nivel nacional.

El agua no contabilizada se calcula con base en la diferencia entre la cantidad de agua que se distribuye desde las plantas de tratamiento de agua potable y la cantidad de agua que se factura efectivamente al consumidor final.

Las pérdidas de agua tienen diferentes causas, por ejemplo, las más frecuentes son las fugas en tuberías, desbordamiento de los tanques de reserva, conexiones clandestinas y daños en los medidores, entre otros.

Para optimizar los sistemas de control y reducir las pérdidas en las redes de distribución, en los últimos cinco años, la Empresa de Quito ha invertido más de USD 19 millones en proyectos como la implementación del sistema SCADA- Telemetría y Telecontrol para cuatro parroquias; la sectorización hidráulica, la instalación de macromedidores de caudal y la actualización del catastro técnico.

El Sistema Scada que permite monitorear y controlar el sistema de distribución para San Antonio, Calderón, Amaguaña y Conocoto comenzó a funcionar en octubre de 2014. Esta tecnología permite controlar de manera automática el nivel de los tanques, de tal manera que no se produzcan desbordes y, por tanto, pérdidas de agua.

En cuanto a la macromedición (cálculo de los caudales) se instalaron 25 macromedidores electromagnéticos de última generación que hacen una contabilización exacta del agua que se distribuye desde las plantas de tratamiento hacia la red. De esta manera se desglosan las pérdidas, no solo a nivel de plantas de tratamiento, sino de los cinco sistemas, 20 líneas de transmisión y 174 tanques de distribución.

El control de caudales de entrada a los tanques que también cuenta con macromedición arroja datos automáticos que permiten tomar medidas correctivas e inmediatas en el caso de que se presente una ruptura en una tubería o un mal funcionamiento en las válvulas de control de un determinado sistema.

Para los próximos cinco años, la EPMAPS prevé una inversión de USD 31 millones que se destinarán al “Proyecto de Materialización de Sectores” cuyo objetivo es separar y delimitar a 20 sectores con el fin de mejorar el control y distribución de agua.

A todos estos proyectos se suma la construcción de nuevas redes y conexiones de agua potable ya que un alto índice de cobertura de la EPMAPS (98, 2%) mitiga el riesgo conexiones clandestinas y ayuda a mantener un alto índice de facturación real (97,56%).
Actualmente la Empresa Pública Metropolitana de quito el Distrito Metropolitano de Quito cuenta con 7.050 kilómetros de tuberías de agua potable y 540.564 conexiones domiciliarias.

Gissela Cola
COMUNICACIÓN EXTERNA
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN Y TRANSPARENCIA


Nota de la redacción
En la noticia se recogió un estudio de Etapa. Allí se dice que Cuenca es la ciudad del país donde menos agua se desperdicia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)