29 de diciembre de 2016 16:57

Quito se queda sin el cronista de la ciudad Alfonso Ortiz

Alfonso Ortiz presentó al alcalde Mauricio Rodas la renuncia a su cargo como cronista de la ciudad, el pasado 23 de diciembre del 2016. Él fue nombrado en 2014. Foto: Archivo Diego Pallero/ EL COMERCIO

Alfonso Ortiz presentó al alcalde Mauricio Rodas la renuncia a su cargo como cronista de la ciudad, el pasado 23 de diciembre del 2016. Él fue nombrado en 2014. Foto: Archivo Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 81
Evelyn Jácome

Alfonso Ortiz presentó al alcalde Mauricio Rodas la renuncia a su cargo como cronista de la ciudad el viernes 23 de diciembre, por pedido del burgomaestre. Así lo aseguró el historiador y señaló que al parecer había malestar de algunos concejales respecto de su actuación porque no estaban de acuerdo con algunos informes que presentó.

El cronista de la ciudad es un asesor del Alcalde, del Concejo Metropolitano y de la Comisión de Asuntos Históricos. Asimismo, es quien se encarga de dirigir el Archivo Metropolitano de Historia. y de promocionar la historia y tradiciones de la capital desde distintas aristas.

Ortiz Crespo, arquitecto quiteño, graduado en la Universidad Central y especializado en restauración de monumentos, se desempeñó como cronista de la ciudad desde mediados del 2014.

Marco Ponce, miembro del Concejo Metropolitano, mencionó que en lo personal le parecía acertada la renuncia de Ortiz.

“La obligación del cronista es mantenerse dentro del contexto histórico de Quito. Hubo una propuesta descabellada de ponerle a una calle de Quito el nombre de Arturo Jarrín, en el sector de la Villa Flora, en el sur. Se le pidió al cronista una reseña de esta persona y en lugar de presentar el informe, dijo que era alguien miembro de la agrupación Alfaro Vive, que fue condecorado post mortem por la Asamblea, por lo que le parecía acertado darle su nombre al espacio público. Tengo entendido que le llamaron la atención malamente por no hacer su trabajo razón por la cual el señor debió haber renunciado”, concluyó.

Por su lado, Ortiz, ante la pregunta de que si su salida se debía a que se quería poner el nombre de Arturo Jarrín a una calle del sur de la ciudad, respondió a este Diario que desconocía si era verdad. “El alcalde que me nombró y me ‘desnombró’ me dijo simplemente que me pedía el puesto por motivos de la política del Municipio, eso es todo”, mencionó.

En el Municipio no dieron declaraciones al respecto. Allí se aseguró que hay un posible candidato para ocupar el cargo de cronista, pero mientras no se llegue a un acuerdo, no se va a dar a conocer el nombre. Informaron además, que el tema lo va a manejar el Secretario de Comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (36)
No (13)