26 de julio de 2014 18:30

Agencia de control pide que usuarios denuncien irregularidades en la venta de gasolina y gas de uso doméstico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Ecuador

Si alguna persona quiere denunciar irregularidades en la comercialización de gasolina o en la venta de gas de uso doméstico puede presentar su queja a la línea telefónica 1 800LOJUSTO (1800 5658786). Así lo recomienda José Luis Cortázar, director ejecutivo de la Agencia de Regulación y Control de Hidrocarburos (ARCH) de Ecuador.

La sugerencia es a propósito del cambio del octanaje en la gasolina súper y extra, anunciado por la estatal Petroecuador el mes pasado, y que podría afectar el funcionamiento del motor de los vehículos que circulan en el territorio ecuatoriano.

“Nosotros controlamos el cumplimiento de la normativa. Respecto a la calidad de los combustibles, por supuesto que hacemos inspecciones en los terminales y las gasolineras para verificar que se cumplan las normas”.
Sin embargo, aclara que estas normas las emite el Instituto Ecuatoriano de Normalización, aunque sí se puede acudir a su línea de denuncias, en caso de afectaciones.

La entidad recepta la irregularidad, la cual es analizada por sus técnicos. La explicación la hizo durante la realización de la Casa Abierta de la ARCH por sus cuatro años de creación. El evento se efectuó este sábado 26 de julio de 2014, en las instalaciones de la ARCH, ubicadas en el sector de La Armenia (Valle de los Chillos), a media hora de Quito.

En la exhibición se presentaron viarias actividades. Por ejemplo, un balancín a escala que funcionaba con agua y simulaba el trabajo de la extracción de petróleo fue una de las atracciones. Al lugar, acudieron decenas de personas que visitaron los estands de cada una de las 10 direcciones departamentales, en las que se divide el trabajo de esta agencia. Ellos expusieron su labor con carteles, mapas, maquetas y actividades lúdicas.

El balancín o equipo de bombeo mecánico fue parte del área de exposición de la Dirección de Control Técnico Hidrocarburífero.

El aparato simulaba la labor de una bomba de extracción hidrocarburífera, que mide cerca de 10 metros de altura. “Nuestro objetivo es controlar lo que se hace a través de la extracción del petróleo que funciona en la Península”, explicó el ingeniero Víctor Arias, uno de los encargados de esta área.

“La idea es acercarnos más a la ciudadanía y que conozcan lo que estamos haciendo, desde cuando se explora para buscar el crudo hasta cuando se comercializa”, señala Cortázar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)