9 de November de 2009 00:00

El Régimen no supo comunicar esta crisis

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política
 
De los  episodios  más oscuros del último período democrático fueron los   apagones que soportó el Ecuador  por la crisis energética  de 1992, 1993 y  1995. Sus secuelas se sintieron en el aparato productivo nacional y en la vida misma de los ciudadanos que tuvieron que ajustar sus costumbres a prolongadas  jornadas sin luz.  

14  años después, la crisis energética ha regresado al país. Y sus molestas consecuencias golpearon  las puertas de un Presidente  que    se propuso    enterrar “la larga   y triste noche neoliberal”.



El problema puede ser muy grave y largo, varios meses, así que le pido al pueblo  unidad.
Rafael Correa
Presidente de la RepúblicaSin embargo, los casi 34 meses  de Rafael Correa en el poder  han sido insuficientes para que su Gobierno haya reaccionado con  agilidad   frente a esta coyuntura. A  más de los impactos económicos, los  apagones han creado   descontento en los ciudadanos.

Si algo ha caracterizado su mandato es la oportuna y persistente estrategia de difusión y publicidad oficial. Correa es un político que sabe comunicar.

Pero esas cualidades no fueron aprovechadas   ante la inminencia  de los recientes  apagones. El ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, en la rueda de prensa del miércoles 4, se mostró preocupado por el estiaje y la disminución de la cota mínima en la central de Paute. Pese a lo dramático de las cifras, no habló del  inicio  oficial de los recortes de energía.  No obstante,  estos empezaron  la mañana del jueves, sin que la ciudadanía los previera.

Albornoz y el presidente Correa ofrecieron   disculpas  por haber tomado una decisión sin  anunciarla. Ellos  justificaron este hecho,  porque esperaban que las lluvias llegaran. Es decir,  que en cuestión de horas cambiara  la tendencia de un largo verano, evidente desde  fines de  septiembre. 

Albornoz supo   el 15 de octubre   que el estiaje en el país era crítico. En declaraciones a este Diario, aseguró que las estadísticas  históricas  indicaban, para esa fecha, la ausencia anormal de lluvias. Con ese balance, al interior del Frente Energético se insistía aún   que la situación estaba bajo  control.



Pensamos que iba a llover el 3 y el 4, pero las nubes que debían llegar al Paute se desviaron.
Esteban Albornoz
Ministro de ElectricidadEsto a pesar de que a inicios de ese mes Colombia, por problemas de estiaje,   redujo  el suministro  de energía a Ecuador en 500 megavatios. En septiembre pasado, de ese país se importaron 150,52 gigavatios, según el experto Ricardo Buitrón, quien cita el boletín  del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

Albornoz dice que la primera alerta surgió a mediados de octubre, pero Buitrón, en su análisis,  asegura que  el 5 de ese mes la demanda de energía alcanzó 2 667 megavatios  y la capacidad real de suministrarla fue de 2 788.  

El presidente Correa se fue a la  gira por Europa de 10 días, el 23 de octubre, conociendo de los problemas eléctricos. Empero, afirma  Albornoz, se le dijo que el problema estaba bajo control.  

“Lo grave se suscitó el 3 y 4 de noviembre, cuando el caudal en Paute fue de menos 10 metros cúbicos por segundo. Iba a llover, pero las nubes que debían llegar al Paute se desviaron”.

Para  estos cálculos climáticos, el Gobierno toma como referencia al Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), cuyos equipos y centrales de monitoreo no se han modernizado. Eso lo admite  el propio Ministro.

A pesar de todas estas alertas, a los ciudadanos no se les  comunicó esta realidad con antelación.  

Albornoz asegura que a partir del 16 de octubre se relanzó una campaña publicitaria de ahorro de energía. Fue  una medida marginal, pues entre enero y agosto de 2009, de las 12 grandes campañas mediáticas que ha emprendido el Gobierno (donde se gastaron USD 3,6 millones) no se ha diseñado una plan contundente que oriente el ahorro de energía.

Una fuente de la Secretaría de Comunicación dijo que los anuncios esporádicos que han tomado fuerza en  la última semana no están orquestados  dentro de las grandes campañas de publicidad que se  diseñaron para  este año.

Esta falencia informativa se evidencia en el quinto párrafo del ‘Considerando’  inicial del decreto 124, que  declara  la emergencia eléctrica. Allí se asegura que “a pesar de los  llamados a la ciudadanía... para el uso eficiente y ahorro de la energía... no se han obtenido los  resultados esperados”.

Nada de esto comunicó el presidente Correa en su cadena del sábado. Pese a la gravedad de la crisis y a que el propio Mandatario aseguró el viernes  que esta podía “ir para largo”,  usó este espacio  para  dar detalles pormenorizados y anecdóticos de su gira por  Londres y Moscú y no   orientar   a la ciudadanía sobre  cómo sortear estas semanas  de apagones o aprovechar  el uso de  energía. Tampoco para  informar  del diseño de un calendario con horarios preestablecidos que organicen  mejor los cortes de luz.

Correa dijo que en  tres años no se puede solucionar 30  de inacción. Y si  bien  habló de los   planes que a  largo plazo impulsa su Gobierno en infraestructura eléctrica,  obvió el fracasó que significó la alianza con Enarsa, la  empresa  estatal  insolvente de Argentina, para la construcción de la central Coca-Codo Sinclair.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)