18 de marzo de 2016 00:00

Regeneración de Las Palmas no incluyó a toda la playa

Una parte del balneario de Las Palmas cambió radicalmente, con las obras de intervención que fueron ejecutadas por la empresa Flopec, la cual invirtió USD 54 millones. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Una parte del balneario de Las Palmas cambió radicalmente, con las obras de intervención que fueron ejecutadas por la empresa Flopec, la cual invirtió USD 54 millones. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 15
Marcel Bonilla
marcel.bonilla@elcomercio.com

La playa de Las Palmas, el balneario de la ciudad de Esmeraldas, tiene dos caras. En la parte norte se construyó un malecón con luces, palmeras y otras instalaciones, mientras que el sur sigue igual, con calles de tierra y desordenado.

El proyecto de regeneración no incluyó toda el área de la playa urbana. El alcalde de Esmeraldas, Lenin Lara, dijo que faltan por intervenir 40 000 metros cuadrados.

La construcción, que duró un año, contempló la intervención de 82 850 m2, según el proyecto a cargo de la empresa Flopec, la cual también dio el financiamiento. El objetivo es fortalecer el turismo y promover la inversión en hotelería, aprovechando los cinco kilómetros de playa.

La obra debió ser inaugurada el miércoles de la semana pasada, pero la ceremonia oficial se suspendió porque no todos los trabajos están terminados.

El presidente Rafael Correa, quien fue invitado al evento, constató en un recorrido que el proyecto estaba incompleto. Por ejemplo, faltan las obras para estabilizar un cerro y la aplicación de un sistema de adjudicación de los locales que funcionarán como restaurantes.

Mientras concluyen los trabajos, los esmeraldeños comenzaron a usar las instalaciones del malecón.

El gerente de Flopec, Danilo Moreno, indicó que la empresa se hizo a cargo de una parte de la obra y que el resto debe definirlo el Municipio.

El proyecto ejecutado por Flopec fue discutido con el alcalde Lara, quien cedió el terreno para la regeneración, espacio que comprendía hasta la calle Puerto Rico. Para ello se expropiaron 79 lotes (86 859 metros cuadrados).

En el área intervenida existen 25 000 m2 de espacios públicos, 8 118 m2 de áreas verdes, fuentes de agua, dos canchas de fútbol, tres de vóley, pista de skate, un cine comunitario y 30 máquinas de gimnasia.

Según el Alcalde, en el área pendiente se construirá un moderno parqueadero, se intervendrán los accesos y se mejorarán los locales rústicos donde se expenden comidas típicas esmeraldeñas. No dio fecha del inicio del proyecto.

Uno de los problemas para el Municipio es que no cuenta con el presupuesto para que la obra vaya de acuerdo con lo construido por Flopec. “Haremos la gestión para conseguir el dinero”, aseguró Lara.

En los 40 000 metros cuadrados se encuentran 13 lotes, donde se levantan casas -algunas en mal estado- otras son usadas como bares y el resto corresponde a viviendas.

“Eso (la parte que falta) debió construirse antes y no ahora, porque tendremos un lugar bonito y otro feo en la misma playa”, señala el presidente de la Junta Cívica de la parroquia Luis Tello, Roddy Cedeño.

Para el arquitecto Marlon Guillén, exdirector provincial de infraestructura escolares, el edificio de Flopec contribuye al mejoramiento de la morfología urbana del sector, pero si no se interviene el sur del balneario desmotivará cualquier inversión turística.

Según Guillén, el proyecto tenía que ser concebido de forma integral y no solo intervenir el área donde se levanta el edificio de Flopec, en la parte central del malecón; cree que no hay un equilibrio.

La construcción debió incluir toda la franja de la playa hasta el límite con la Autoridad Portuaria, con un mismo diseño (2 000 metros de malecón), y no hacerlo de forma aislada como está actualmente.

La playa es utilizada por los esmeraldeños, quienes practican algunos deportes, caminan y acuden en familia los fines de semana. El promedio de visitas entre sábado y domingo está entre los 3 500 y las 4 000 personas.

Silvio Burbano, concejal de Esmeraldas, comentó que la obra luce bien, pero no se tomaron en cuenta las recomendaciones técnicas sobre la estabilización del terreno en la parte norte del proyecto, ya que es un sitio de riesgo por los deslizamientos. En la zona baja se encuentran 30 locales para venta de comida.

Flopec empezó un proceso de estabilización del cerro para evitar que la loma ceda como ocurrió en 1998, cuando se produjo un derrumbe debido a las intensas lluvias del evento de El Niño.

La falta de adjudicación de esos locales también impidió la inauguración de la obra de intervención. En la actualidad ya comenzaron con ese proceso, según las autoridades de la petrolera Flopec.

Sin embargo, Mirta Valencia, una de las 16 vendedoras de alimentos en Las Palmas, contó que no podrá acceder a uno de los 10 quioscos que se construyeron porque el arriendo cuesta USD 400 y la garantía está sobre los 1 000.

Flopec tenía previsto invertir inicialmente USD 34 millones, pero finalmente costó USD 54 millones porque se ejecutaron obras adicionales en la avenida Del Pacífico.

En contexto

El malecón de Las Palmas da una nueva imagen al norte de la ciudad, donde también funciona el Puerto Comercial. Al ingreso de la playa aparece la infraestructura moderna, incluido el edificio de la empresa financista Flopec.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (8)