2 de enero de 2017 09:51

Las redes sociales también son ‘tarima’ de los presidenciables

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 1
Ana María Carvajal

Además de difundir sus propuestas electorales, los candidatos presidenciales usan las redes sociales para difundir su opinión sobre hechos coyunturales con tinte político, promocionar sus giras y mostrar parte de su vida personal. Incluso, para bromear sobre ellos mismos.

Los ocho candidatos a la Presidencia de la República de Ecuador que participaran en las elecciones del 2017. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Los ocho candidatos a la Presidencia de la República de Ecuador que participaran en las elecciones del 2017. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El 30 de diciembre, Paco Moncayo colgó un video en el que saludaba a un vendedor que usaba una careta inspirada en él. “¿Qué hace aquí, General?”, le dijo, antes de abrazarlo. Al video le acompañaba un mensaje de buenos deseos para el nuevo año y un pedido: “no me quemarán mucho”.


Los presidenciables tienen cuentas en Twitter, Facebook, Instagram o YouTube. Patricio Zuquilanda creó su cuenta de Twitter en noviembre pasado y Washington Pesántez tiene dos cuentas, una creada recientemente. La campaña preelectoral le ha permitido a la mayoría sumar seguidores en esta red social.

Sin embargo, Christian Espinosa, director de Cobertura Digital, explica que las cifras de seguidores, en ciertos casos, pueden ser “infladas”. Los candidatos tienen la opción de comprar seguidores, a través de granjas de trolls y otros mecanismos. 


La promoción en Internet se vuelve atractiva si tomamos en cuenta que el 41% de los hogares ecuatorianos tiene acceso a la web. De ese total, el 32,8% está en el área urbana, según datos de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) sobre Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) en el 2015.

El mismo estudio señala que del 55,4% de personas que tienen un celular activado, el 47,7% usa un teléfono inteligente. De ese universo, el 17,1% usa redes. Las más usadas, en el país, son Facebook y Twitter. 
Los candidatos buscan llegar a segmentos poblacionales jóvenes.

En redes sociales están, especialmente, los electores con voto facultativo de entre 16 y 18 años y otro segmento de hasta 40 años, quienes usan de forma continua estos espacios, según la docente de la UDLA y experta en Comunicación Política, Sofía Guerrero.


Estos grupos forman parte de la tendencia de democracia 2.0. La experta explica que esto es la “participación que tienen los internautas en el entorno virtual. Allí se puede crear una nueva línea de opinión pública que permite que la gente dé su punto de vista y se exprese libremente”.


Esta tendencia acerca a los ciudadanos con los candidatos y permite una respuesta directa. La catedrática recuerda que esta tendencia se vio con fuerza en la primera campaña de Barack Obama en EE.UU. y luego se extendió en el continente.
El solo hecho de que un usuario dé clic en la opción ‘me gusta’ de la página de Facebook de un candidato, permite al administrador de ese ‘fan page’ para que sus post le lleguen, además, al resto de sus contactos.


Un ‘fan page’ sin seguidores reales no sirve, según Guerrero. Agrega que lo que se busca en Internet es generar tendencias. Esto permite que cada vez que alguien abra su red social, lo primero que vea sea lo que hizo o publicó ese candidato. 
Según Diego Bassante, gerente de Política y Gobierno para Latinoamérica de Facebook, esta red es ahora una plataforma de debate político.
 En las recientes elecciones de EE.UU. 289 millones de personas hablaron sobre temas relacionados y generaron 
10 000 millones de interacciones.

Bassante informó que en Ecuador hay 9,5 millones de personas activas en Facebook y 8,5 lo usan desde el celular.
 Facebook es también un espacio de interacción directa, con Facebook Live. Los candidatos suelen transmitir allí sus mítines o responder preguntas a los usuarios en tiempo real. 
Lo más común es que los candidatos suban a sus redes fotos, videos y textos que resumen sus actividades diarias en territorio.

En Navidad y Fin de Año la mayoría publicó videos con buenos deseos y mensajes de prosperidad.
 El equipo de Lenín Moreno, además de Facebook, Twitter, Instagram y YouTube usa Flickr y Vimeo, con fotos y videos de alta calidad para difusión.
 A través de un formulario en redes sociales, ‘Dalo’ Bucaram pidió a sus seguidores aportar ideas para su plan de gobierno.

Con este y otros mecanismos diversifica las formas de llegar a sus seguidores. Por ejemplo, recientemente lanzó el espacio ‘Dalo a diario’, en su canal de YouTube. Hasta el viernes pasado, colgó cuatro capítulos de entre 14 y 19 minutos. Allí muestra sus actividades personales, familiares y proselitistas.


Los candidatos también se publicitan a través de páginas web. Es común que aparezcan espacios pagados con videos cortos o imágenes de binomios como el de Cynthia Viteri y Mauricio Pozo o Moreno y Jorge Glas mientras un usuario revisa otros perfiles. 
Pero Christian Espinosa dice que estas estrategias sirven poco frente a la gente que está convencida de por quién votará. La publicidad o la aparición constante en Facebook o Instagram puede ser tomada como ‘spam’ y causar rechazo.


El efecto positivo podría llegar a quienes aún no han decidido a quien apoyar porque, según sondeos de Market y Cedatos se ubicaban en diciembre entre el 45,4% y el 47%, respectivamente.
Espinosa dice que el mensaje debe llegar de forma personalizada a cada sector y a sus necesidades. También se apela a las emociones.

La gente se interesará cuando un planteamiento de un candidato pueda afectar su realidad. Si se trata de educación, por ejemplo, el mensaje debe llegar al segmento de estudiantes de secundaria o universidad para que sea efectivo, explicó.

En contexto


Este 3 de enero se inicia la campaña electoral. Durante los 45 días que estará autorizada, los candidatos podrán llegar al electorado a través de medios de comunicación y vallas. Las redes sociales serán un apoyo para llegar al electorado con inmediatez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (8)