Para recuperar un auto chocado, el 
dueño pasa por papeleos y abogados

En los patios que la Policía tiene en La Mena 2 solo se tramitan las salidas de los automotores siniestrados que ingresaron hasta el 9 de agosto pasado.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 37
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 33
Contento 1
Javier Ortega. Redactor (I)

jortega@elcomercio.com

Desde agosto, en Quito se abrieron dos nuevos patios administrados por el Municipio. En los canchones de la Policía ahora solo se tramitan las salidas de autos. Están en un rincón. Apilados y olvidados. Autos clásicos con las latas oxidadas, otros de años más recientes cubiertos con plásticos para que resistan el calor y la lluvia. Todos esos vehículos tienen algo en común: estuvieron implicados en accidentes de tránsito.

Están retenidos en los patios de La Mena 2, en el sur de Quito. Desde el 10 de agosto pasado, a ese complejo ya no llegan más carros. Ese día, el Municipio capitalino asumió el control total del tránsito y ahora los autos, buses, motos...chocados van a los dos patios municipales ubicados en Guamaní e Iñaquito.

En el recinto de La Mena 2, al igual que en el de Calderón, solo se tramitan las salidas de los vehículos chocados que llegaron hasta el 9 de agosto. Los propietarios aún van a estos complejos a averiguar sobre los trámites que deben realizar.

Hay cierto desconocimiento de las nuevas instalaciones.
Alejandro es uno de esos usuarios. La semana pasada tuvo un accidente en el norte de Quito y recién se enteró que a su carro lo llevarían hasta el complejo de Iñaquito cuando el agente civil de tránsito llegó y llamó a una grúa. Era la primera vez que tenía un choque.

Tampoco sabía cuál era el papeleo previo para liberar a su auto. Ahora ya conoce cada uno de los pasos de memoria.
Ayer, 30 de octubre, en los pasillos de la Fiscalía de Tránsito (norte de la ciudad) un grupo de abogados explicaba ese papeleo a los usuarios que llegaban por información. “¿Qué necesita? ¿Dónde se chocó? ¿En qué patio lo dejaron? En una semana ya saca su carro”, le decían a un joven que se accidentó.

Luego del interrogatorio vino la explicación del proceso legal para liberar el auto. Tras el accidente, la Agencia de Tránsito envía el parte policial con los detalles del siniestro a la Fiscalía. El propietario necesariamente debe contratar un abogado para que se dé trámite a la pericia mecánica, el fiscal ordena la salida del carro y finalmente el usuario puede llevarse a casa a su carro. Todo puede tardar ocho días laborables. Eso lo saben los abogados.

El nuevo Código Integral Penal, que incorpora la legislación de tránsito, señala que las diligencias de reconocimiento pericial de los vehículos se deben elaborar dentro de las 72 horas, contadas desde que el fiscal recibe el parte policial.

Marco Lastra, coordinador de la Unidad de Tránsito señala que máximo ese es el tiempo que dura una devolución de un vehículo chocado. Sin embargo, a Alejandro le tomó una semana y media hacer ese trámite porque en la Fiscalía no encontraban el parte y la pericia mecánica tardó dos días.

Lastra dice que hay casos en los cuales los vehículos son trasladados afuera del cantón, como ocurrió con Alejandro. Los agentes llevaron el auto a los patios de retención de Sangolquí. En esos casos el trámite puede demorar porque los peritos envían con un mensajero el resultado del análisis mecánico.

Todo lo contrario a lo que ocurre si el carro se lo deja en los patios que operan dentro del cantón. Los peritos utilizan correos y firmas electrónicas para remitir la información, lo que agilita el proceso de devolución de los automotores.

Los accidentes en el país

Entre enero y agosto de este año se han registrado 19 447 accidentes a escala nacional. La mayoría ha sido por choques laterales, frontales o estrellamientos.
 
No obstante, no en todos los siniestros los carros van a parar a los patios. Hace cinco meses, Julio chocó su carro contra una camioneta en el sector de la Loma de Puengasí (centro oriente de Quito). No fue un accidente grave y los policías nacionales y civiles les propusieron que arreglaran extrajudicialmente para no retener los vehículos.

Julio aceptó que tuvo la culpa en el accidente y canceló al conductor los daños que ocasionó al vehículo.

La Fiscalía también contempla este tipo de arreglos. Si se comprueba que en los accidente solo hubo daños materiales o lesiones que hayan provocado incapacidad física hasta de 90 días, los conductores puede llegar acceder a un acuerdo judicial o extrajudicial y se archiva el proceso de investigación.

Una vez que el propietario recibe la orden de salida del vehículo, viene otro trámite. Debe acercarse al patio de retención y averiguar cuánto debe por los días que permaneció estacionado el auto.

La Ley de Tránsito fija USD 3 diarios. Ese rubro se cancela en el Banco Nacional de Fomento (BNF) a un número de cuenta que le proporcionan en esos recintos.

La orden de salida, el pago al BNF, las copias del peritaje mecánico, de la matrícula, del SOAT y de la licencia son los requisitos para que pueda sacar el automotor.

En algunos casos, los usuarios prefieren no hacer los trámites y olvidan los vehículos. “Hay personas que les cuesta más la reparación que lo que vale realmente sus carros. Por eso optan por abandonarlos”, dice uno de los abogados que asesora a diario a los conductores que sufren accidentes.

En el complejo de La Mena 2, por ejemplo, los agentes saben que hay vehículos que ya no saldrán de ese lugar. Están despintados, las latas oxidadas y apenas se tiene datos de los propietarios.

En contexto

Datos del Banco Mundial revelan que anualmente mueren en el mundo 1,2 millones de personas en accidentes de tránsito y que se producen 50 millones de lesiones. La mayoría de casos ocurre en países en desarrollo. El costo económico va de USD 65 000 a 100 000 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)