30 de diciembre de 2014 07:32

Recuperan en el mar más de 40 cuerpos de ocupantes del avión de AirAsia

Militares muestran una maleta localizada en alta mar y que, se cree, pertenece a uno de los pasajeros del avión desaparecido de AirAsia cuyos restos han sido localizados en alta mar hoy, martes 30 de diciembre de 2014. Foto: EFE

Militares muestran una maleta localizada en alta mar y que, se cree, pertenece a uno de los pasajeros del avión desaparecido de AirAsia cuyos restos han sido localizados en alta mar hoy, martes 30 de diciembre de 2014. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 94
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 4
Agencia AFP
Pangkalan Bun, Indonesia

La marina indonesia recuperó el martes (30 de diciembre del 2014) en el mar de Java más de 40 cuerpos de ocupantes del avión de AirAsia desaparecido el domingo con 162 personas a bordo, mientras volaba entre Indonesia y Singapur.

“El buque de guerra” Bung Tomo “ha recuperado 40 cuerpos y el número crece”, dijo a la AFP el portavoz de la Marina, Manahan Simorangkir.

Poco antes, el director de la Agencia Nacional Indonesia de Búsqueda y Rescate, Bambang Soelistyo, había anunciado el hallazgo de un cuerpo y de restos del avión.

La televisión indonesia difundió imágenes del primer cuerpo hallado, que flotaba en el agua, provocando una fuerte emoción entre los familiares de los pasajeros presentes en Surabaya, ciudad de donde había despegado el avión.

“A las 13:25 (06:25 GMT) vimos un objeto flotando, al parecer es el cuerpo de uno de los pasajeros”, declaró Simorangkir.

“Podemos confirmar que es el avión de AirAsia”, compañía malasia de bajos costes, precisó Djoko Murjatmodjo, director general de la Aviación Civil.

Los restos fueron descubiertos más de 48 horas después de la desaparición del Airbus A320-200, que había despegado de la segunda ciudad de Indonesia, hacia Singapur.

“Se encontraron objetos importantes, como una puerta de pasajeros y otra de la bodega”, dijo Murjatmodjo.

Fueron hallados “en el mar, a 100 millas (160 km) al sudoeste de Pangkalan Bun”, ciudad del centro de la provincia de Kalimantan, en la isla de Borneo, agregó.

Poco antes, en una conferencia de prensa, un portavoz de la Fuerza Aérea de Indonesia, Agus Dwi Putranto, había detallado el descubrimiento.

“Detectamos unos diez grandes objetos y muchos otros pequeños de color blanco que no pudimos fotografiar”, declaró Putranto.

Algunos podrían corresponder a una puerta de avión y otros a un tobogán de emergencia.

Un fotógrafo de la AFP a bordo del avión que detectó los restos dijo que había visto objetos en el mar parecidos a una lancha, chalecos salvavidas y tubos largos naranjas.

El avión volaba en ese momento muy bajo, a unos 150 metros de la superficie del agua.

“La posición (de los objetos) es de 10 km desde donde el avión fue detectado por última vez por los radares”, dijo Putranto, que mostró 10 fotografías de objetos parecidos a una puerta de avión, a un tobogán de emergencia y a una caja cuadrada.

Por otra parte, un avión militar detectó el martes una “sombra” en el fondo del mar que puede corresponder al avión, indicó Soelistyo.

“A las 12:50 un Hércules de la fuerza aérea halló un objeto descrito como una sombra en el fondo del mar con forma de avión”, dijo.

A bordo del aparato, viajaban 155 indonesios, tres surcoreanos, un francés, un británico, un malasio y un singapurense. En total, siete miembros de la tripulación y 155 pasajeros, entre ellos 16 niños y un bebé.

Por otra parte se conocieron las últimas conversaciones del piloto del Airbus A320-200 de AirAsia con la torre de control.

Al despegar el piloto del avión había pedido permiso para volar a 10 400 metros de altitud, permiso denegado debido al tráfico en ese momento.

“En ese momento, 11 aviones volaban por el corredor M365”, explicó el director del aeropuerto, Wisnu Darjono.

Unos 160 aviones por día utilizan ese corredor aéreo para ir hacia Singapur.

En su última comunicación, el piloto de AirAsia pidió un cambio de ruta para ganar en altitud para evitar las malas condiciones meteorológicas.

“El piloto pidió al controlador aéreo desviarse hacia su izquierda debido al mal tiempo, lo que fue autorizado inmediatamente”, dijo Darjono.

“Unos segundos más tarde, el piloto pidió subir de 32.000 pies (9.800 metros) a 38.000 pies, pero no pudo obtener enseguida el permiso pues otros aviones volaban por encima en ese momento”, agregó Darjono.

Esa fue la última comunicación con el avión de AirAsia.

“Dos o tres minutos más tarde, el control aéreo iba a dar la autorización de volar a 34 000 pies (10 400 metros), pero el avión no respondió”, concluyó.

El año 2014 fue trágico para la aviación civil de Malasia.

El accidente de AirAsia se suma a la pérdida de dos aparatos de la compañía nacional Malaysia Airlines.

El 8 de marzo, el vuelo MH370 de Malaysia Arilines, un Boeing, desapareció de los radares poco después de despegar de Kuala Lampur rumbo a Pekín con 239 personas a bordo.

El avión nunca fue encontrado y su desaparición sigue siendo un misterio. Podría haberse caído en el océano Indico, a falta de carburante.

El 17 de julio, otro Boeing de Malaysia Airlines, el del vuelo MH17, que volaba de Amsterdam a Kuala Lumpur, estalló en pleno vuelo, derribado por un misil, cuando sobrevolaba el este de Ucrania, escenario de una guerra.

En el vuelo iban 298 personas, entre ellas 193 holandeses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)