6 de enero de 2015 20:44

Recorte, señal al mercado para acceder a más créditos

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante la reunión con el presidente del Eximbank de China, Li Ruogu. Foto: EFE.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante la reunión con el presidente del Eximbank de China, Li Ruogu. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 35
Mónica Orozco

Los ajustes presupuestarios no habían hecho ruido desde hace unos siete años hasta que el lunes el Gobierno anunció que recortará este año su Presupuesto en USD 1 420 millones.

La Asamblea es la encargada de aprobar los presupuestos estatales, aunque la ley permite ajustarlos hasta un 15% durante su ejecución, sin necesidad de que lo tramiten legisladores.

Entre 2007 y 2014, según datos del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), las revisiones presupuestarias han sido siempre al alza. Al cierre de cada año en ese lapso, lo gastado por el Gobierno Nacional también fue superior a lo aprobado por la Asamblea, con excepción del 2009 y 2010 cuando el gasto se afectó por la crisis internacional.

Esos cambios pasaron, sin embargo, desapercibidos.
Pero esta semana, en medio de una caída de precios del petróleo y previo a la visita oficial del Gobierno a China donde busca nuevas líneas de crédito, Finanzas no ha dudado en informar oficialmente el recorte presupuestario para este año.

Para el presidente de Analytica Securities, Ramiro Crespo, el anuncio es una señal para los mercados internacionales de que el Ecuador está tomando medidas para cumplir con su pago de la deuda.

El mensaje parece haber dado buen efecto en China. El ministro de Finanzas, Fausto Herrera, anunció ayer que el Banco de Exportación e Importación de China (Eximbank) está dispuesto a otorgar USD 5 296 millones para financiar proyectos de movilidad, etc.

Este fue el resultado de la reunión que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, mantuvo con el presidente del Eximbank, Li Ruogu, en el gigante asiático, según EFE.

El Ministro de Finanzas detalló que los créditos tendrán en promedio 30 años de plazo y 2% de interés. Entre los proyectos que se financiarán están el metro de Quito, reportó Andes.

A estos préstamos se suman otros USD 250 millones de un préstamo comercial otorgado por la entidad china. Está previsto que estos convenios sean ratificados hoy, tras la reunión bilateral que Correa mantendrá con su homólogo chino, Xi Jinping, en Pekín.

El analista Fausto Ortiz, cree que hay que ser cautelosos con el anuncio, pues el financiamiento podría no incluir créditos para ejecutarse este año.

Las condiciones del crédito, dice Ortiz, hace pensar en financiamiento para grandes obras de infraestructura como el metro, por ejemplo, que no están incluidos en el Presupuesto de este año. “Eso querría decir que no se ha logrado identificar aún todo el financiamiento para las obras presupuestadas este año”.

Para Ortiz, el recorte presupuestario tiene dos mensajes. El primero es dar una señal de que se están tomando medidas fiscales para no ahondar el déficit fiscal, que podría ampliarse unos USD 2 000 millones adicionales debido a la caída del precio del petróleo.

Ortiz considera que el recorte refleja también que el Gobierno espera un escenario de crisis larga y fuerte. “Si fuera leve no se habría recortado gasto corriente, sino inversión”.

El mercado internacional también está nervioso. Una muestra de ello, según Ramiro Crespo, es que los compradores de los bonos ecuatorianos están exigiendo una mayor tasa de interés por temor a que el Gobierno no tenga los ingresos suficientes para pagar la deuda. Así, el rendimiento de los bonos con vencimiento en el 2024 que al 31 de diciembre pasado se ubicó en 10,39%, el nivel más alto desde septiembre pasado cuando bordeaba 6,44%.

Si Ecuador busca colocar bonos pagará una tasa más cara, dijo Crespo. Este año también podría dificultar el acceso a financiamiento una eventual alza de las tasas de interés de EE.UU. que puede atraer a los capitales a ese país y alejarlos de Latinoamérica, dice el titular del OPF, Jaime Carrera.

PUNTOS DE VISTA

'El ajuste busca dar serenidad': María Elsa Viteri / Exministra de Finanzas

En el 2009 buscamos ser eficientes en las previsiones tanto de recaudación tributaria como de ventas petroleras. Tratamos de no poner al precio del crudo tan alto para luego no tener que ajustar. Y eso explica que, en un país como el nuestro donde son necesarios recursos para seguir en el desarrollo, a medida que iban subiendo los ingresos se hacían ajustes hacia arriba. En ese año también se vivió una situación grave en términos petroleros, pero en esa época se redujo en un tercio el servicio de la deuda. El recorte es una posición del Gobierno para dar un toque de serenidad a los actores económicos en el ámbito interno del país.

'Recorte es solo solución parcial': Fabián Carrillo/ Exviceministro de Finanzas

El recorte es una buena señal, pero es una medida que corrige solo parcialmente el problema de financiamiento que tiene el país hoy debido a la baja del precio del petróleo. Habrá, con seguridad, necesidad de más recortes y el gasto de inversión no se logrará ejecutar en un porcentaje significativo por falta de financiamiento. En China pienso yo que no solo van a conseguir crédito sino, sobre todo, a reprogramar el pago de obligaciones ya contratadas. Si se logra aliviar el pago de esas obligaciones sería positivo. El escenario, aún con los nuevos créditos ofrecidos, es incierto porque el precio del petróleo baja la capacidad de pago del país. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (4)