22 de marzo de 2018 08:09

Reconstrucción de la muerte de Samira, estudiante de Medicina, se realizó el 21 de marzo del 2018

Personal de la Fiscalía y la Policía Nacional, así como familiares de la víctima, recorrieron los sitios en donde presuntamente estuvo Samira antes de morir. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

Personal de la Fiscalía y la Policía Nacional, así como familiares de la víctima, recorrieron los sitios en donde presuntamente estuvo Samira antes de morir. Foto: Diego Bravo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 20
Triste 27
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 3
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reconstrucción de los hechos tras la muerte de Samira Palma, una estudiante de Medicina de 24 años, se realizó la tarde del miércoles, 21 de marzo del 2018, en el sur de Quito.

Personal de la Fiscalía y la Policía Nacional, así como familiares de la víctima, recorrieron los sitios en donde presuntamente estuvo la joven antes de morir. Primero acudieron a la vivienda del novio de la joven, Óscar Y., ubicada en el barrio de Guamaní.

Verónica Barragán, fiscal de la Unidad de Violencia de Género número 4 de Quitumbe, está a cargo de las investigaciones. Dijo que el proceso se encuentra actualmente en fase de instrucción fiscal. “Se está recopilando elementos de convicción de cargos y descargos. Una vez que esto termine se solicitará día y hora para la audiencia preparatoria de juicio”.

Añadió que este 24 de marzo se cumplen los 30 días en los que la instrucción fiscal se cierra. “Se visitó el domicilio del procesado y el lugar donde se encontró el cadáver de Samira”.

Agregó que:“Existen suficientes elementos en este caso, evidencias que se están practicando dentro de la instrucción, con los cuales Fiscalía va a sustentar su acusación”.

Se formularon cargos en contra del sospechoso por femicidio, delito tipificado en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (Coip). El castigo por este delito oscila entre 22 y 26 años.

Los policías y la fiscal se trasladaron al puente ubicado en el barrio de Santa Clara de Chillogallo, en donde el cadáver de la estudiante de Medicina fue hallado el 22 de febrero. La zona fue cercada por los uniformados.

Los familiares de la joven llevaron un cartel que decía: “No a la violencia contra la mujer. Pena máxima al asesino. Ni perdón, no olvido por el femicidio de Samira”. En la pancarta se mostraba una foto de la estudiante de Medicina, a quien le faltaban cuatro meses para graduarse.

En el sitio estuvo Omar Palma, tío de la víctima. Aseguró que la familia fue destruida tras la muerte de Samira. De momento, los parientes de la chica hacen trámites en la Facultad de Medicina de la Universidad Central para que le otorguen el título de doctora post mortem.

Consuelo Cando, tía de Samira, llevaba el cartel. “Es muy duro sobrellevar este dolor, más cuando la muerte se produjo de la noche a la mañana. Nadie se esperó una cosa de estas”.

“No se puede llevar lo que pasó, pero hay que darle con fuerza”, agregó Omar Palma. La diligencia del miércoles fue seguida de cerca por amigos, tíos, primos y abuelos de Samira. En esta también estuvo Óscar Y.

El mayor de Policía Francisco Hernández, de la Dinased, confirmó que la víctima es una estudiante de medicina. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (7)