12 de April de 2010 00:00

‘El rebrote de los males tropicales no interesa a las farmacéuticas’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sociedad

De acuerdo con los reportes de  varios organismos, en la región  se registra un  rebrote de enfermedades tropicales como malaria, dengue,  tuberculosis,  paludismo, esquistosomiasis  y otras.  ¿Usted está acuerdo con que ocurre eso     en el país?

Debemos definir cuáles enfermedades.  En el caso de la malaria,  no solo se  controla con la fumigación.  Hay muchas que están en relación con el clima. Es muy probable que disminuyera la afluencia del mosquito en relación con muchos aspectos. Pero aún sigue latente.    Hay muchos factores climáticos que influyen.
 
¿A qué se puede atribuir?
 
Aparte de las ambientales, a las condiciones socioeconómicas. En una comunidad que no tiene alcantarillado, agua potable, ni manejo de aguas servidas,  las enfermedades  prevalecen.   La gente compra agua en tanques, esto  atrae  moscas y otros organismos que contaminan y afectan a la salud.



¿POR QUÉ
ESTÁ AQUÍ?
Su experiencia.   Catedrático de la Facultad de Medicina de la U. Central. Promueve una  web sobre   la higiene de manos.
Su punto de vista. Más que impulsar una campaña de vacunación,  hay que mejorar las condiciones de vida de la  población.

Se supone que la tuberculosis estaba controlada.   ¿Por qué los casos de esta enfermedad aumentan en el país?
 
Es un tema de cuidado, de análisis. Creo que el Programa de la   Tuberculosis es bueno. Porque cuando detecta un enfermo  lo busca a él y a sus familiares.  En realidad, estamos contando los verdaderamente enfermos.  El Ministerio de Salud, en  concordancia  con Canadá,  tiene  el Dots, que significa tratamiento observado. Busca dar seguimiento  oportuno, precoz y supervisado.   

Actualmente se habla de una tuberculosis resistente a los medicamentos, ¿por qué?

Porque están apareciendo bacterias resistentes a la tuberculosis. Los procesos  son complejos. Hay una resistencia espontánea, es biológica.  Las bacterias mutan, eso es evolución de la vida. Pero también hay una  resistencia   inducida por los pacientes que no toman los medicamentos.  Está en relación con las condiciones de vida y con la coinfección del sida.
 
¿Existen nuevos estudios sobre la tuberculosis en el Ecuador?

Sí. Cada vez estamos investigando sobre esto. En el Hospital Carlos Andrade Marín hay  un aparato que mide  el microbacterio de tuberculosis, a través de un método líquido. Es  moderno, porque los anteriores métodos de cultivo eran sólidos. Tardaban ocho semanas en dar resultados.  Este tarda una o dos. Y puedo  determinar si las bacterias de  un  enfermo son sensibles o resistentes.
 
¿Cuál es la importancia de la vacuna BCG?

La BCG ayuda en prevenir la tuberculosis en un 50% en niños.   Dura 10 años, pero pasa este período  y seguimos expuestos. Mas   nuestras defensas ya nos protegen. La tuberculosis es una  enfermedad  ligada a la pobreza.

Entonces, ¿si mejoran las condiciones  económicas de las personas,  también se reduce la enfermedad?

Se ha demostrado en los países europeos. Ellos antes de vacunar mejoraron  las condiciones de vida y  se acabaron las enfermedades. Las vacunas son un mito cuando queremos dejar que ellas funcionen solas. Es mejor dotar de agua potable  y no vacunar. Se reduce la    transmisión.  Quito tiene  agua potable y no hay tifoidea.
 
¿Cree que los laboratorios farmacéuticos, en general, han concentrado  sus esfuerzos en otras enfermedades y no en las llamadas afecciones olvidadas, como el mal de Chagas, el dengue, la  tuberculosis?

Eso es correcto. La industria   farmacéutica  ha invertido mucho en sus enfermedades y no en  las tropicales y las olvidadas. Incluso eso ocurre en la actualidad con las mismas enfermedades infecciosas. A tal punto que no tenemos antibióticos  para   las  infecciosas.
 
Solo el 1,3% de los 1 556 nuevos medicamentos registrados entre 1975 y 2004 fueron desarrollados  específicamente para atacar estos males. ¿Qué sucede?

La industria farmacéutica funciona con objetivos comerciales. Producen lo que venden. A tal punto que un laboratorio  tiene un programa ‘altruista’,  ‘filantrópico’ de un tratamiento para tratar la oncocercosis.

Los laboratorios no hacen inversiones en estas enfermedades de la pobreza porque no dan dinero, no tienen mercado,   ¿qué está pasando?

No veo otra razón. Conozco mucho sobre estos procesos. Uno de los argumentos que  utilizan es: quiénes compran, quiénes se enferman. Dependiendo de eso trabajan. Si tienes plata te hago un buen fármaco.   Una medicina que se trata con una dosis única, con una persona que no tiene plata para qué invertir.

Entonces, ¿cómo actuar ante esta realidad?

Primero debemos desarrollar conciencia social  y exigir a los estamentos de salud. Tengo pacientes que vienen con Chagas, toxoplasmosis, pero en Ecuador no hay medicinas. Y nos podemos dar el lujo de tener los equipos de diagnóstico más finos. En el hospital puedo hacerle el mejor estudio para diagnosticar la afectación cardíaca del Chagas. Pero con qué le trato.  Hay inversión en infraestructura pero no en recursos humanos, no hay desarrollo científico. La investigación biomédica en Ecuador es casi nula.
 
¿Cómo debería manejarse el sistema de salud en cuanto a estas enfermedades?

En general, no debe haber estamentos de salud privados. En países como España, Francia y Reino Unido,  el sistema de salud es social y es el mejor. El Proyecto Obama, en EE.UU., apunta a  desarrollar la salud con una misión social.  En el momento en que la salud se  socialice, en nuestro país  habrá trabajo para todos, recursos  para medicina, tecnología e investigación. Hoy esos recursos  se están llevando de manera ‘democrática’ todas las aseguradoras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)