26 de abril de 2015 15:23

El incremento de pasajes generó diversas reacciones en el país

En Santo Domingo los buses intercantonales y rurales subieron los pasajes sin tener la autorización  de la Agencia Nacional de Tránsito. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

En Santo Domingo los buses intercantonales y rurales subieron los pasajes sin tener la autorización de la Agencia Nacional de Tránsito. Foto: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacciones Guayaquil, Sierra Norte, Cuenca y Santo Domingo

El incremento de pasajes en el transporte interprovincial tuvo diversas reacciones en la geografía nacional y alteró de diversas maneras la cotidianidad de los ecuatorianos.

En las provincias de Imbabura y Carchi, situadas en el norte de Ecuador, el alza de USD 2 a 3, por persona, en los viajes desde la capital de Imbabura hacia Quito y viceversa, no generó reclamos generalizados.

Tampoco se reportaron protestas masivas por el incremento de USD 4,80 a 6,10, en los desplazamientos desde la capital del Carchi hacia Quito.

Sin embargo, hay malestar en los viajeros con rutas más largas. Susana Navas, que viaja frecuentemente desde Ibarra hacia Quito y Santo Domingo, respeta la decisión de aumentar los costos. Sin embargo, considera que debe mejorar el servicio. “Aunque la mayoría de las unidades están en buenas condiciones, muchos conductores no tratan con respeto a los viajeros”.

Rosita Herrería, igualmente, considera que los conductores no deberían abusar de la velocidad, poniendo en riesgo a los viajeros. Otros pasajeros denuncian que en la noche los autobuses que parte de Quito hacia el norte incluso llevan pasajeros de pie luego de salir de la ciudad.

Los únicos satisfechos son los propietarios de los autobuses. Según Armando Almeida, presidente de la Unión de Transporte Interprovincial del Carchi, se hizo justicia tras 12 años en que no se ha revisado la tarifa de viajes.

Desde la terminal terrestre de Tulcán salen diariamente 110 frecuencias de 15 operadoras hacia varios destinos del país. Mientras que desde Ibarra parten 100.

Las cooperativas de transporte de pasajeros de la Sierra norte comenzaron a cobrar las nuevas tarifas desde el 10 de abril pasado. La resolución de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), que autoriza un alza del 25% respecto a las tarifas anteriores, fue aprobada el 7 de abril pasado.

Según Óscar García, gerente de Transportes Unidos, de Imbabura, la revisión es una aspiración justa de los transportistas, toda vez que se eliminó los subsidios estatales para la transportación interprovincial e intercantonal.

En Guayaquil este fin de semana se enmarcó en la normalidad. En la Terminal Terrestre Jaime Roldós, el movimiento de pasajeros se mantuvo con normalidad el 25 de abril, a pesar de que en varias rutas los pasajes ya se han incrementado los precios desde inicios de la semana.

Aunque no existían carteles con el anuncio de las nuevas tarifas, algunas de las rutas en las que ya se comenzó a cobrar nuevos precios en pasajes son Guayaquil-Manta, Guayaquil-Portoviejo, Guayaquil-Ibarra y Guayaquil-Quito, y los pasajeros se enteraban al ver los tickets.

Liria Zamora, que viajó a visitar a su mamá hasta Portoviejo el fin de semana, dice que el incremento de pasaje afecta a quienes hacen viajes recurrentes, como en su caso. El pasaje hasta esta localidad en la cooperativa Rutas Portovejenses costaba hace una semana USD 5, ahora cuesta 6, más 0,25 centavos que cobra la Terminal Terrestre como tasa para ingresar a los andenes. “Para nosotros, que somos bajos de recursos nos afecta al bolsillo, pero no podemos hacer nada”.

Para otros pasajeros como Angélica J., el incremento del pasaje a Manta, a donde viaja cada semana por cuestiones personales, fue una sorpresa “debería justificarse con el mejoramiento de la calidad, no creo que esté bien hacerlo así porque sí”, dijo.

En cooperativa Panamericana, los pasajes a Quito también se incrementaron en USD 1 dólar. Si antes costaba USD 9, actualmente los pasajeros pagan USD 10, más los 0,25 de la tasa.

En cambio en otras rutas más cortas, como a Ventanas, en la provincia de Los Ríos y a Salinas, en Santa Elena, los precios siguen siendo los mismos, según los trabajadores de las boleterías.

Uno de los empleados de la Cooperativa CICA que prefirió omitir su nombre, comentó que la próxima semana se daría un incremento del pasaje, aunque dijo que en gerencia todavía no se confirma cuál sería el nuevo precio. Actualmente, el pasaje a este balneario de Santa Elena es de USD 3.

En Azuay, el incremento de los pasajes generó molestias en algunos usuarios de la transportación pública. Desde hace varios días, el servicio interparroquial ya aplica los nuevos valores, mientras que los interprovinciales lo harán a partir del próximo 2 de mayo.

A la cuencana Soledad Briones le tomó de sorpresa pagar USD 2 de Cuenca al cantón Sígsig, en la provincia de Azuay. Ella viaja una vez por semana a ese cantón y solo pagada USD 1,25. “Se les fue la mano con este incremento", dijo.

La situación en Santo Domingo de los Tsáchilas no varió mucho. En la terminal terrestre los pasajeros no disminuyeron este fin de semana pese a la vigencia de las nuevas tarifas en el transporte interprovincial e intercantonal.

Pero los usuarios no ocultaron su malestar por esta medida contemplada en una resolución del 2012 de la Agencia Nacional de Tránsito.

Algunos viajeros, incluso, para ahorrar recursos o por falta de estos, programan sus viajes con menos acompañantes. Sandy Tello viajó el viernes desde Esmeraldas a Santo Domingo para visitar a unos familiares. En esta ocasión no lo hizo con sus dos hijos, como habitualmente era, porque no tuvo los recursos suficientes para completar el costo de los boletos. Debía juntar USD 27 para los pasajes de ida y vuelta cuando antes solo necesitaba USD 20.

José Gracia encontró una fórmula práctica para retornar a Esmeraldas los días que sale libre de su trabajo en la tierra tsáchila. Él pregunta en su cuenta de Facebook si alguien viaja en un auto particular el fin de semana para la ‘Provincia Verde’ y, cuando obtiene la respuesta, pide que lo lleven a cambio de ‘poner’ un dinero para la gasolina.

Gracia dice que de esta forma se ahorra hasta USD 3, porque entre todos los ocupantes del vehículo se junta el dinero para llenar el tanque de gasolina.

Este 26 de abril, las rutas con mayor demanda en el terminal de Santo Domingo fueron hacia Quito, Pedernales, Guayas y Esmeraldas. En las ventanillas de las cooperativas Alóag y Zaracay se formaron extensas filas de pasajeros. Los fines de semana, por esta terminal se movilizan 23 000 personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)