28 de noviembre de 2017 18:26

Rafael Correa pidió 'no dejarse ganar la batalla moral'

El expresidente Rafael Correa en la terraza de la sede de Alianza País, en Quito. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

El expresidente Rafael Correa en la terraza de la sede de Alianza País, en Quito. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 26
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 54
María Belén Merizalde

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cerca de las 17:35 de hoy, 28 de noviembre de 2017, entre aplausos y consignas, el expresidente Rafael Correa salió hasta la terraza de la sede de Alianza País, ubicada frente a la tribuna De Los Shyris, en el norte de Quito para saludar a sus seguidores.

El exmandatario ingresó a ese lugar alrededor de las 15: 45 en medio de aplausos y empujones.

Luego de permanecer reunido con miembros de Alianza País como Ricardo Patiño, Gabriela Rivadeneira, Virgilio Hernández, Carlos Viteri, Pabel Muñoz y otros durante dos horas, salió para pronunciar un corto discurso.

A través de un parlante, con muy bajo sonido, Correa inició diciendo: “somos más muchísimos más” y los ánimos de los asistentes aumentaron.

Luego impulsó a sus seguidores a no “dejarse ganar la batalla moral” y les dijo que deben estar firmes para hacerse respetar. Mientras tanto los adherentes de Correa gritaban “Lenín traidor”.

Una vez que pidió a la gente que lo acompañen gritando consignas, le entregó el micrófono a Gabriela Rivadeniera, pero ella no pronunció ningún discurso. Coreando la frase “Correa, amigo, el pueblo está contigo”, se retiraron de la terraza y sus seguidores continuaron apostados en la calzada.

“Correa será nuestro presidente por siempre”, señaló Magaly López, quien llegó para apoyar al exmandatario. Otros simpatizantes prefirieron no pronunciarse con la prensa.

Mientras tanto en el costado sur de la tribuna un pequeño grupo de personas expresaron a través de carteles su rechazo a la llegada del expresidente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (7)